La semana pasada estaba agendada en el Juzgado de Garantía de Temuco, la audiencia de preparación de juicio oral en contra de Rafael Leal Illanes, suboficial de Carabineros que mutiló el ojo izquierdo de Fabiola Antiqueo. Un allanamiento y ataque con bombas lacrimógenas contra el hogar de estudiantes mapuche Lawen Mapu, ocurrió en mayo de 2017 durante una manifestación en cercanías de éste. Dicha audiencia se reagendó para el próximo 12 de noviembre.

Rafael Leal Illanes, único imputado por las agresiones en contra de la estudiante de entonces 18 años de edad, presentó el mismo día de su audiencia de preparación de juicio a un nuevo abogado particular, quien solicitó ante los tribunales temuquenses una cautela de garantía en favor del uniformado, argumentando que no cuenta con una copia de la carpeta investigativa del caso. La querella en su contra es por lesiones graves gravísimas que terminaron con la pérdida total del ojo izquierdo de Fabiola Antiqueo.

Sobre esta estrategia, Sebastián Painemal, abogado representante de la joven, expresó que pese a ser una situación objetiva, “nos resulta claramente una maniobra dilatoria”. El abogado patrocinante en esta querella, comentó que “tuvo mucho tiempo para haber nombrado a su abogado defensor con anterioridad. Recordemos que la formalización ya fue hace casi un año y las acusaciones se presentaron en junio. Él estaba notificado de todo esto. Pudo haber tomado las precauciones necesarias”.

Con respeto a la querella por lesiones gravísimas contra el uniformado en retiro, Painemal comentó que “Esperamos que prontamente se fije la audiencia de juicio y así poder rendir toda la prueba que permitirá acreditar más allá de toda duda que él es el causante de estas lesiones que truncaron la vida y la carrera de Fabiola, porque ella estaba estudiando diseño audiovisual en la Universidad Católica de Temuco»

Los hechos

El 12 de mayo de 2017 Carabineros disolvía una manifestación en apoyo a los presos políticos mapuche, realizada en Padre Las Casas a cuadras del hogar Lawen Mapu. Fabiola Antiqueo, quien no participó de dicha protesta, dormía al interior de la casa de acogida para estudiantes mapuche.

En el afán de detener a las y los manifestantes que ya se habían dispersado, efectivos de FF.EE. de Carabineros bombardearon con al menos cincuenta bombas lacrimógenas el interior del inmueble. Para escapar de los gases Fabiola debió subir hasta el techo, donde fue alcanzada por una bomba lacrimógena que impactó su ojo izquierdo causándole pérdida total de la visión. Según testigos, la ambulancia no pudo llegar hasta el lugar debido a que este se encontraba cercado por efectivos policiales que continuaban disparando. La estudiante finalmente fue trasladada en taxi desde su población hasta el hospital regional de Temuco.

Fabiola Antiqueo. Foto: Cooperativa

En relación a algunas de las pruebas que sindican a Leal como autor de los disparos, Painemal expuso que luego de encontrar el cartucho que hirió a Fabiola, se pudieron realizar peritajes para determinar la persona que había disparado.

Consultado por los niveles de responsabilidad adquiridos por la institución policial en este nuevo caso de violencia, el abogado querellante agregó, “Carabineros de Chile no se hizo cargo de esta situación. Existe y existieron en su oportunidad pruebas suficientes como para haber establecido alguna sanción de carácter administrativa. Hicieron un sumario interno pero no establecieron responsabilidades por lo que él pudo perfectamente acogerse a retiro con todos los beneficios que eso conlleva y nunca fue sancionado por la institución. Por parte de Carabineros no hubo ningún apoyo hacia ella como víctima porque nunca siquiera buscaron al responsable de esta lesión”.

Sumada a esta querella en contra del suboficial de Carabineros Rafael Leal, quien posteriormente pasó a retiro, el INDH también se hizo parte de dicha acción bajos los mismos cargos de lesiones graves gravísimas. El próximo 12 de noviembre frente al Juzgado de Garantía de Temuco, comenzará a prepararse un futuro juicio en contra del uniformado.

Fuente: Resumen

Compartir: