El ministro del Interior acusó además, al PC y al Frente Amplio de querer “exacerbar” el clima de tensión que se ha generado en relación a las demandas de la ciudadanía, y los llamó a “colaborar” con el Ejecutivo. “Esto no es el 18 de octubre, lo que está en juego, y en riesgo es la salud de personas de carne y hueso”, enfatizó.

Durante la mañana de este martes, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, se refirió a las manifestaciones que comenzaron ayer en El Bosque, y que se extendieron a varias comunas de la capital, en lo que ha sido llamado “el estallido del hambre”.

Un evento que puso en la mesa por primera vez desde iniciada la crisis del COVID-19, lo realmente profunda de la crisis económica que enfrentan muchas familias en todo Chile, y que tiene literalmente a miles de compatriotas sin dinero para los recursos más básicos, entre ellos los alusivos a la alimentación.

En entrevista con Radio Duna, el secretario de Estado comentó que “efectivamente ayer tuvimos una protesta que derivó en hechos de violencia graves, absolutamente inaceptables, (pero) creo que aquí hay que separar las cosas, porque efectivamente uno entiende la angustia, la dificultad, lo difícil que es este momento”.

En ese contexto, Blumel agregó que “hay una situación difícil que genera dificultades para las familias y obviamente empatizamos con eso, (…) pero lo que hay que entender es que estas protestas que derivó en hechos muy violentos se realizó en una cuarentena. Por lo tanto, ahí hubo un claro desafío a las normas sanitarias y se puso en riesgo la salud de mucha gente, de la población, no solamente el orden público. Hay que insistir una y otra vez que esa irresponsabilidad puede terminar costando vidas“.

PC y Frente Amplio

En uno más de los momentos en los que el oficialismo y la derecha han asociado al Frente Amplio y al Partido Comunista a las manifestaciones, acusándolos de no querer “colaborar” con el gobierno por supuestos fines políticos tendientes a la desestabilización social, Blumel planteó que “lo que uno ve y eso es lo preocupante, es que ayer hubo sectores políticos, en particular del mundo del Frente Amplio y del Partido Comunista, que más bien se dedicaron como quien dice, a exacerbar las dificultades, que todos sabemos que tenemos dificultades y lo que tenemos que hacer hoy es colaborar y tratar de generar un ambiente que permita darle tranquilidad, certeza y dignidad de propósito a la ciudadanía, no exacerbar las diferencias, las dificultades, que las sabemos que las tenemos”.

“Es absolutamente irresponsable aprovecharse de las circunstancias actuales para exacerbar, para tensionar, para llamar a la gente a movilizarse. Esto no es el 18 de octubre, hoy estamos viviendo una situación particularmente difícil, lo que está en juego, y en riesgo es la salud de personas de carne y hueso“, agregó.

En base a esos argumentos, Blumel hizo un llamado “a la colaboración, a la unidad y a la solidaridad“, insistiendo en que para el oficialismo resulta “tan inexplicable, tan incomprensible, por decirlo elegantemente, que ayer hayamos tenido a dirigentes políticos solo dedicados a tensionar, a exacerbar, a intentar reponer un ambiente de confrontación como el que tuvimos en octubre del año pasado, en medio de la pandemia (…) usar la angustia, el sufrimiento de la gente para esos propósitos, me parece muy repudiable”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: