Mientras el país sudamericano es ya tercero en fallecidos, con más de 35.000 víctimas, tan solo detrás de EE. UU. y el Reino Unido.

Brasil registró 1.005 nuevas muertes por COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que completó cuatro días seguidos con más de mil víctimas diarias, elevando el total de fallecidos a 35.026, mientras el presidente Jair Bolsonaro, amanazó con retirar al país sudamericano de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Les adelanto aquí: Estados Unidos abandonó la OMS y nosotros estudiamos hacerlo en un futuro. O la OMS trabaja sin sesgo ideológico o vamos a retirarnos también”, afirmó Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que desde el comienzo de la crisis defiende el fin de las medidas de distanciamiento impuestas por los gobiernos regionales y la normalización de todas las actividades.

No obstante, el mandatario no detalló el tipo de comportamiento político o ideológico que le atribuye a la organización internacional.  Bolsonaro se ha posicionado contra las recomendaciones de la OMS de que los países impongan cuarentenas u otras medidas de distanciamiento social para frenar el avance la pandemia.

Con más de 35.000 muertes transcurridos 101 días desde que registró el primer contagio, Brasil desplazó el jueves a Italia del tercer lugar en la lista de países con más decesos y ahora solo tiene menos fallecidos que Estados Unidos y Reino Unido.

Con 645.771 contagios acumulados tras registrar 30.830 nuevos casos en la última jornada, el gigante sudamericano tambien se situó como el segundo país con más casos en el mundo después de Estados Unidos (1.894.753).

Las elevadas cifras de casos y muertos se producen en momentos en que varios Gobiernos regionales y municipales de Brasil pusieron en marcha esta semana procesos graduales de desescalada de las medidas de paralización económica y comenzaron a flexibilizar las orientaciones de distanciamiento social.

Fuente: El Mostrador

Compartir: