Ahora, el proyecto deberá pasar nuevamente por la Comisión de Constitución de la Cámara para su discusión en particular. Luego pasará a discusión en el Senado.

Tras horas de discusión, la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó la reforma que permite el retiro anticipado de 10% de los fondos previsionales de las AFP durante la pandemia.

La iniciativa, que requería 93 votos a favor para ser aprobada, recibió 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones, a pesar del descarado lobby del gobierno para que fuera rechazada.

Ahora, el proyecto deberá pasar mañana nuevamente por la Comisión de Constitución de la Cámara (Juan Antonio Coloma, UDI; Paulina Nuñez, RN; Luciano Cruz-Coke, Evópoli; Jorge Alessandri, UDI; Camila Flores, RN; Gonzalo Fuenzalida, RN; Matías Walker, DC; René Saffirio, PR; Gabriel Boric, CS; Leonardo Soto, PS; Pamela Jiles, FRVS; Hugo Gutiérrez, PC, y Marcos Ilabaca, PS) para su discusión en particular. Luego pasará a discusión en el Senado.

Como resultado, en este momento, gran parte de las páginas web de las AFP se encuentran caídas sin opción de ver los fondos ahorrados.

En tanto, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín afirmó que “nadie puede celebrar lo aprobado en la Cámara de Diputados. Es realmente frustrante llevar más de 5 años discutiendo sobre una reforma de pensiones, y el sistema político no ha sido capaz de mejorar las pensiones de los trabajadores y trabajadoras de Chile”

¿En qué consiste la reforma?

Esta iniciativa autoriza retirar un 10% de los ahorros previsionales, con un máximo de 150 unidades de fomento (4,3 millones de pesos), y un mínimo de 35 unidades de fomento (un millón de pesos).

En caso de que el 10% sea menor a las 35 UF, el afiliado podrá retirar hasta dicho monto. En tanto, en el caso de que los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual sean inferiores a 35 UF el afiliado podrá retirar hasta la totalidad de los fondos acumulados en dicha cuenta.

Una vez realizado el retiro, el Estado “calculará y emitirá un título de deuda expresado en dinero que se denominará Bono de Reconocimiento”, el cual se reajustará de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC) considerando el plazo “entre la fecha del último retiro, y el último día del mes anterior a la jubilación”, considerando un interés anual del 4%.

Según Fundación Sol, “retirar el 10% del ahorro previsional ahora, podría reducir las futuras pensiones entre 2 mil y 20 mil pesos. Las bajas pensiones presentes y futuras hacen insostenible el sistema de AFP”.

De acuerdo al investigador de esta organización, Benjamín Sáez, “en mayo de 2020, se pagó más de 1 millón de pensiones de vejez, de las cuales el 50% no logró superar los $150 mil pesos como pensión autofinanciada. Un 31,4% de los hombres entre 61 y 65 años tiene menos de 10 millones de pesos en su cuenta individual. El caso de las mujeres es más complejo, pues un 63,8% de las mujeres entre los 56 y 60 años de edad no supera los 10 millones de ahorro. En promedio, un ahorro de $20 millones en la cuenta individual equivale a $40 mil pesos aproximadamente. Estos bajos montos dan cuenta de un “sistema de pensiones” que sin recibir el aporte del capital, se ha puesto a servicio del capital. Mientras los fondos sigan siendo un bien sagrado de la gran empresa, será imposible el pago de pensiones suficientes”.

No debemos olvidar que esta respuesta sigue basándose en un sistema neoliberal y el mismo orden de las AFP, además no existe congelamiento transitorio de los fondos. No obstante, plantea la necesidad de optar por un nuevo orden previsional, en vez de la “estafa piramidal” con el que jubilamos en la actualidad.

Compartir: