El primero ocurrió el 20 de octubre, cuando hirió con un disparo percutado por su arma a un sujeto de 28 años que grababa las manifestaciones en la calle Aldunate, de la ciudad. El segundo ocurrió dos días después, cuando controló a un periodista con excesivo uso de la fuerza, mientras el profesional realizaba un despacho en vivo para una radio local.

En enero pasado la Fiscalía de Coquimbo formalizó al capitán de la Segunda Comisaría de Carabineros de Coquimbo, Ricardo Luengo, por dos casos de apremios ilegítimos, otro de tortura, detención ilegal, falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación, dejándolo con prisión preventiva, mientras se investigan los hechos.

Hoy, la sentencia se mantiene y, según informa radio Cooperativa, el uniformado se mantendrá con la medida cautelar de prisión preventiva, la que Luengo cumple en dependencias de la Sexta Comisaría de Las Compañías, en La Serena.

El fiscal Germán Calquín dijo a la radio que ya se agregó un tercer hecho a la formalización en contra de Luengo, ocurrido el 3 de diciembre de 2019, por similares delitos contra una tercera víctima.

“Lo relevante y fundamental es seguir avanzando en la investigación. Hay que hacer un estudio pormenorizado de esta carpeta, se ha ido agregando bastante volumen de diligencias. En definitiva, el grueso de la investigación está afinado, acotado, con declaración de víctimas, testigos presenciales y material audiovisual que permite sostener fundadamente la pretensión punitiva”, dijo Calquín.

Cabe mencionar que en la audiencia de enero se detallaron los delitos. El primero ocurrió el 20 de octubre, cuando hirió con un disparo percutado por su arma a un sujeto de 28 años que grababa las manifestaciones en la calle Aldunate, de la ciudad. El segundo ocurrió dos días después, cuando controló a un periodista con excesivo uso de la fuerza, mientras el profesional realizaba un despacho en vivo para una radio local.

Fuente: El Mostrador

Compartir: