El magistrado Daniel Urrutia aseguró haber sufrido una “persecución” de los tribunales chilenos desde 2004, cuando fue sancionado por primera vez. Actualmente suma 12 procesos disciplinarios.

Tras varios meses de investigación, la la Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró responsable internacionalmente al Estado de Chile por la violación de los derechos a la libertad de pensamiento y expresión del juez Daniel Urrutia.

El magistrado del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago denunció, además, hostigamiento de parte del ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Juan Cristóbal Mera, tras sus polémicas resoluciones y declaraciones públicas.

Dentro de la sentencia, la corte reconoce que sufre “persecución” desde 2004, cuando dijo que la Corte Suprema debía pedir perdón por su papel durante la dictadura militar. En dicha instancia fue sancionado por primera vez.

“Si bien en 2018 la Corte Suprema de Justicia derogó la sanción impuesta al Juez, esta se mantuvo en la hoja de vida del señor Urrutia Laubreaux por más de 13 años, afectando su carrera judicial”, señala el dictamen.

Actualmente suma 12 procesos disciplinarios -tres de ellos pendientes-, que lo podrían llevar a ser expulsado del Poder Judicial. En este caso la Corte dispuso diversas medidas de reparación.

Compartir: