Desde el gremio de las comunicaciones rechazaron “los actos fundados en lógicas racistas y/o colonialistas” que se produjeron este fin de semana en La Araucanía, y también condenaron las amenazas sufridas por la periodista Paola Dragnic, de la cadena TeleSur.

Este domingo el Colegio de Periodistas de Chile rechazó “los actos fundados en lógicas racistas y/o colonialistas ocurridos en la región de La Araucanía este sábado primero de agosto, donde se registraron violentos desalojos por parte de civiles a las tomas de municipios encausadas por comunidades mapuche; así como la quema de sus símbolos ancestrales”.

En esta línea se refirieron desde el gremio comunicacional a los hechos ocurridos en las municipalidades de Ercilla, Traiguén, Victoria y Curacautín, que se encontraban tomadas desde el lunes pasado en apoyo al machi Celestino Córdova, y a los demás comuneros que se encuentran exigiendo sus derechos.

“Hechos como estos deben ser repudiados por la sociedad en su conjunto e investigados por los  organismos correspondientes en procesos judiciales públicos y transparentes”, afirmaron desde la agrupación, agregando que también repudian las graves amenazas que recibió la periodista Paola Dragnic de TeleSur, “tanto por la cobertura que ha dado a las huelgas de hambre como a la revuelta social y popular del 18 de octubre de 2019”.

“Le expresamos todo nuestro apoyo y solidaridad. La labor informativa es esencial en una democracia y no es tolerable su censura por la fuerza, aunque sea vía en redes sociales. Por lo mismo, realizaremos un catastro de periodistas amenazados y haremos la denuncia correspondiente”, expresaron.

Además, llamaron a la prensa a “abordar todo lo que ocurre en el territorio; las huelgas de hambre que se realizan en distintos centros penales del país, de una forma contextualizada, no sólo considerando las fuentes oficiales, sino también la mirada de las comunidades para no seguir criminalizando al pueblo nación mapuche”, asegurando que les preocupa que “los discursos de odio, racismo y xenofobia se reproduzcan en los medios de comunicación”.Por último, establecieron que esperan que el Ministerio del Interior asuma la responsabilidad política por “los lamentables sucesos que afectaron a niñas, niños, mujeres y hombres víctimas de una violencia institucionalizada”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: