El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, y el jefe del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, Rafael Araos, dejaron sus cargos en plena investigación del Ministerio Público al Minsal por el manejo de la pandemia.

Esta tarde, y en menos de 24 horas, dos altos cargos del Ministerio de Salud presentaron sus renuncias. Hablamos del subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, y el jefe del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, Rafael Araos. Ambos dejan su cargo en medio de una investigación del Ministerio Público contra esta cartera por el manejo de la pandemia covid-19 en Chile.

A ocho meses del primer caso de coronavirus Covid-19 en Chile, Zúñiga habría dejado su puesto para postular a una posible candidatura parlamentaria o constituyente. Como si contribuir en la muerte de miles de chilenos fuera una excelente campaña político.

En tanto Araos, quien había asumido en su cargo el pasado 23 de marzo, ahora asumirá responsabilidades estrictamente ligadas al COVID-19, como la relación con universidades, con organismos técnicos como iCOVID y otras instituciones.

Prórroga de 42 días

Durante la noche de este lunes, y luego que el fiscal Xavier Armendáriz pidiera el tener acceso a los correos electrónicos del Minsal en el marco de la investigación contra autoridades de Gobierno por las muertes de covid-19, el ministro de salud Enrique Paris pidió una extensión de 42 días hábiles para entregar los mensajes en vez de los tres que había fijado el tribunal. ¿La excusa? La gran cantidad de mails (cerca de 49 mil).

Entre los mensajes se consideran los mails entre el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza y la ex jefa de gabinete del Minsal, Itziar Linazasoro.

Previamente, Paris se había negado a la entrega de los correos ya que “suponía un riesgo para la seguridad nacional”, lo que derivó en que la Corte Suprema tuvo interviniera y determinara la entrega parcial de correos a la fiscalía, exceptuando aquellos que tengan relación con “la adquisición de implementos e insumos esenciales y estratégicos para enfrentar la pandemia”.

El ministro aseguró ahora que la entrega de mails “por su naturaleza e importancia, debe ser ejecutada por personal capacitado del Ministerio de Salud, bajo estrictas de medidas de seguridad, en una sala acondicionada e idónea que permita asegurar el éxito de esta”.

Necesitaríamos al menos 10 abogados capacitados para dicha labor, donde cada uno revise 4.900 correos, labor que al menos implicaría 28 días hábiles de trabajo exclusivo (…) sin contar al personal capacitado en materia informática (…) y la logística que debe emplearse”, agregó para extender este plazo, una vez más, ahora hasta el 31 de diciembre de 2020.

Compartir: