Luego de realizar una auditoría, la Contraloría General de la República determinó que hubo una serie de gastos en viajes, viáticos y fletes realizados por la Armada con dineros públicos que no tienen respaldos de boletas ni facturas, e instruyó un sumario administrativo que determinó la devolución de $1,7 millones de dólares en un plazo de 30 días en un nuevo episodio de corrupción.

En el marco de las investigaciones por corrupción a distintas ramas de las Fuerzas Armadas, la Contraloría determinó que una serie de gastos en viajes, viáticos y otros ítemes, así como a fletes y comisiones de servicio en el extranjero por periodos superiores a 30 días, no cuentan con las boletas y facturas para la rendición legal.

El ente fiscalizador indicó que además que la Armada tiene un plazo de 30 días hábiles para el reintegro de dichos dineros y la entrega de la documentación que los respalde. Asimismo, Contraloría instruyó el inicio de un sumario administrativo “con el objeto de investigar las eventuales responsabilidades administrativas, considerando, además, la entidad y cuantía de lo representado”.

Respecto a los hechos de corrupción en sí, la investigación encontró inconsistencias en 127 decretos exentos que comisiona en el extranjero a 195 funcionarios, indicando que “esa institución deberá adoptar, en lo sucesivo, las medidas que le permitan emitir oportunamente los actos administrativos, con el propósito de asegurar la continuidad de las actividades de la Armada de Chile, y resguardar la correcta utilización de los recursos públicos”.

Además, respecto a la corrupción en la compra ilegal de pasajes, el informe señala que “la institución deberá, en el futuro, efectuar la adquisición de pasajes con la debida precedencia, considerando lo indicado en el artículo 2º del nuevo Reglamento de pasajes y fletes de la Defensa Nacional, y además, deberá prever bajo los principios de economía, eficiencia y eficacia todas las condiciones que tendrá el viaje, tales como, escalas, horarios de salida, regreso entre otros, que puedan afectar al valor final del pasaje”.

Junto a estas acciones ilegales por parte de la Armada, se indicó que también hubo una emisión de cheques para el pago de fletes por 8 mil 788 dólares “que fueron girados de forma anticipada a la data del traslado respectivo, sin contar además, con el permiso correspondiente que exige el artículo 150, del nombrado Estatuto del Personal de las Fuerzas Armadas, en orden a que las comisiones de servicio al extranjero, cualquiera sea su duración, serán dispuestas por decreto exento expedido a través del Ministerio de Defensa Nacional, a proposición del respectivo Comandante en Jefe”.

Fuente: Resumen

Compartir: