Por Capucha Informativa

Después de haberse confirmado el asesinato del comunero mapuche Jordan Liempi Machacán a manos de uniformados, el gobierno justificó el actuar violento de los agentes uniformados en Huentelolen y, a su vez, defiendió el actuar desmedido de la policía militarizada e infantes de la Armada cuando estos fueron supuestamente atacados durante el día miércoles. Ante estas declaraciones, las familias afectadas, comunidades reprimidas y el INDH contradijeron con registros y testimonios lo enunciado como verídico por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

En primera instancia, el gobierno sostuvo que dos comuneros habían fallecido el día miércoles, por lo que el INDH tuvo que rectificar que sólo hubo una persona asesinada a manos de uniformados, tratándose de Jordan Liempi Machacán (24). Mientras que el comunero Iván Porma (44) se encuentra -todavía- en riesgo vital.

El ministro, Rodrigo Delgado, concordó con la versión entregada por FF.AA, donde se sostiene que el personal de la Armada y los carabineros en terreno fueron emboscados por desconocidos, y para que los uniformados pudieran defenderse debieron hacer uso de sus armas de servicio.

“Estos sujetos ocultos en el follaje emboscaron y atacaron a personal policial y de la Armada, donde estos últimos procedieron a repeler con munición no letal y tiros de escopeta”, comentó este miércoles el jefe de la Defensa Nacional de las provincias del Biobío y Arauco, contraalmirante, Jorge Parga. Sin embargo, ante el “constante fuego por parte de los encapuchados, el personal de la Armada debió hacer uso de sus armas de servicio”, agregó.

De acuerdo a una familiar de los heridos, esta situación no se trató de un enfrentamiento, pues los uniformados dispararon hacia ellos cuando se desplazaban en caravana. Quedando esta situación registrada por las mismas personas violentadas y por quienes se encontraban en el lugar.

En uno de los registros se aprecia cómo los agentes del Estado disparan, sin mayor provocación, en contra de las personas que se movilizaban en auto por la ruta. Esto ocurrió después de que los mismos uniformados decidieran reanudar el tránsito, tras cortar el paso con sus vehículos blindados.

Al respecto, el director del INDH indicó que existen “dos versiones, la oficial, que ha entregado la Armada, que habla de un enfrentamiento en el que Jordan había muerto; y nosotros estamos recogiendo todos los antecedentes de los familiares de Jordan, también de las personas que llegaron heridas a Temuco, y la versión es distinta, donde nos señalan que Jordan no murió en enfrentamiento”, aclaró de plano la autoridad.

Mientras se espera la reconstitución de escena, el informe balístico y la entrega de las cámaras corporales, y con la solicitud del Ejecutivo de prorrogar el estado de excepción en la macrozona sur, el director del INDH cree que se debe “restringir todo y una cuestión de orden público, no es el camino. En el Instituto decimos: las armas tienen que guardar silencio”.

Compartir: