“No puede ser que un grupo chico de personas ponga en riesgo el esfuerzo de todos”, dijo la presidenta gremialista Jacqueline van Rysselberghe, exigiendo al Gobierno querellarse por los incidentes de esta mañana en El Bosque. Sin embargo, sus dichos fueron rechazados absolutamente por el líder de Renovación Nacional, Mario Desbordes. “Pretender mano dura me parece que no es la solución”, dijo el presidente RN, reavivando sus diferencias con la senadora gremialista. En La Moneda, en tanto, consultada al respecto, la vocera Karla Rubilar, dijo que “entendemos perfectamente la angustia de las personas, pero como Gobierno queremos ser extremadamente claros: la violencia bajo ningún parámetro va a ayudar a mejorar la situación”.

El manejo de la situación en El Bosque, donde esta mañana se registraron incidentes en una protesta convocada bajo la consigna “estamos pasando hambre”, abrió un flanco de división al interior de Chile Vamos. Mientras la presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Jacqueline van Rysselberghe, pidió al Gobierno ser “firmes” y querellarse contra los manifestantes, su par de RN Mario Desbordes salió al paso de la estrategia de la “mano dura” promovida por el gremialismo.

De acuerdo a lo informado por T13, la líder de la UDI planteó el tema en la habitual reunión del comité político ampliado de La Moneda de los lunes y luego confirmó su postura: “No puede ser que un grupo chico de personas ponga en riesgo el esfuerzo de todos”, dijo la senadora al mismo medio.

“El Gobierno debe ser firme en esto, debe querellarse con todas las herramientas de la ley. Hoy día el aislamiento social lo está pagando el país completo y no puede ser que un grupo chico de personas ponga en riesgo el esfuerzo de todos”, añadió la presidenta de la UDI.

De acuerdo con la senadora, “el Gobierno debe aplicar las máximas sanciones, porque acá no solo generan desorden público, que ya causa un clima de inestabilidad, sino que además pone en riesgo el esfuerzo de todo el país para controlar la pandemia”.

¿Mano dura con quién?

Sin embargo, sus dichos fueron rechazados absolutamente por el líder de Renovación Nacional, Mario Desbordes. “Pretender mano dura, ir a palos con la gente que está pasando hambre, me parece que no es la herramienta ni la solución”, dijo el presidente RN a 24 Horas.

A juicio del diputado, “esa multitud no quiere hacerle daño al Gobierno, lo está pasando mal, la gente que tiene empleos precarios, que lleva semanas, incluso meses, desde el estallido, lo está pasando mal. Entonces, ¿mano dura con quién? ¿Usted va a aplicarle mano dura a 300-400 personas que salieron a protestar porque tienen hambre? No me parece correcto”.

“Tranquilidad y comprensión”

Los incidentes detonaron esta mañana en esta comuna del sector sur de la capital, tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera anoche en cadena nacional sobre la entrega de 2,5 millones de cajas de alimentos y productos esenciales.

Estas manifestaciones, más las filas que se formaron frente a los municipios como Renca y Valparaíso de gente requiriendo información sobre las cajas, obligaron al Gobierno a salir a explicar cómo se procedería a la entrega de este beneficio, a través de una vocería del Presidente Piñera, Sin embargo, no hubo consultas de la prensa por los incidentes y las críticas por a la improvisación y la falta de claridad del Ejecutivo.

Más tarde fue el turno de la vocera de Gobierno Karla Rubilar, quien sí fue consultada por los incidentes, y la solicitud de la UDI, ante lo cual dijo que “entendemos perfectamente la angustia de las personas pero como Gobierno queremos ser extremadamente claros, la violencia bajo ningún parámetro va a ayudar a mejorar la situación”.

Asimismo, reiteró lo señalado antes por el Presidente Sebastián Piñera, quien pidió “tranquilidad y comprensión” con la entrega de la caja de alimentos, las cuales -según aclaró el Gobierno recién esta tarde- se distribuirá casa a casa a fines de  esta semana o a principios de la próxima.

Fuente: El Mostrador

Compartir: