Los mapuche en huelga vienen pidiendo hace días la interlocución con el ministro de Justicia y Derechos Humanos para evitar una gran crisis si es que Celestino Córdova u otros presos llegan a morir. Tras el portazo de la Corte Suprema a una solución judicial, la suerte del conflicto está en manos del gobierno.

“Nuestro machi Celestino Córdova, en un gesto tremendamente generoso, y como autoridad espiritual de nuestro pueblo mapuche, ha decidido que a partir de las 00:00 horas de esta noche otorgar 24 horas al Gobierno de Chile para dar solución a todo el petitorio de todos los presos políticos mapuche, para no comenzar aún una huelga seca”, informó en la tarde del jueves 13 agosto una de las voceras del machi, Cristina Romo.

Esta respuesta surge luego de que la segunda sala de la Corte Suprema rechazara el recurso de amparo a favor de Celestino Córdova, que solicitaba cumplir parte de su condena en arresto domiciliario en su rewe por un periodo de seis meses. La defensa apelaba al Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, tratado internacional ratificado por Chile en septiembre del año 2008, y que entró en vigencia el 15 de septiembre del año 2009.

“El poder judicial a través de sus jueces perdió la oportunidad histórica de poder aplicar el convenio 169, con esto se suma nueva señal de la no valoración de los pueblos originarios, es una decisión tremendamente racista e injusta”, dijo la vocera sobre el fallo en las afueras del Hospital de Nueva Imperial.

Cabe recordar que el principal acercamiento del gobierno ocurrió el jueves 9 de julio en la Comisión de Derechos Humanos del Senado, cuando se realizó una sesión para “conocer la situación de los presos mapuche recluidos en la cárcel de Angol y del machi Celestino Córdova, en la cárcel de Temuco”. En la instancia participaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín: la subsecretaría de Derechos Humanos Lorena Recabarren y el subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela. Además, fueron el director nacional de Gendarmería, Christian Alveal y el director regional de La Araucanía, Leonardo Barrientos. 

Sin embargo, el diálogo no fue fructifero, pues el ministro insistió en que dialoguen con Gendarmería. Así y todo, según La Segunda el propio Larraín abrió un diálogo “reservado” con los presos de Angol el domingo pasado, habiendo incluso ofrecido un penal exclusivo para mapuche. 

“Hasta el momento seguimos manteniendo la posibilidad que el gobierno pueda abrirse a realizar una mesa de trabajo que nos permita trabajar la aplicación efectiva del Convenio 169 en materia penal y penitenciaria, en la que se haga presente el ministro de Justicia, Hernán Larraín, que sigue siendo clave para poder abordar los temas en que buscamos cambiar las formas racistas y discriminatorias. Necesitamos construir una mesa bilateral para poder resolver la aplicación efectiva en lo penitenciario y penal”, dice Rodrigo Curipan a INTERFERENCIA, quien es vocero de los ocho huelguistas de la cárcel de Angol, de los cuales seis de ellos están hospitalizados. Hasta el momento no hay novedades, y la huelga de 27 presos políticos mapuche en las cárceles de Angol, Temuco y Lebu se mantiene.

La negativa de la Corte Suprema

Fue el martes 11 de agosto cuando la Corte Suprema revisó el recurso de amparo sobre los alegatos de la Defensoría Penal Pública de La Araucanía, que buscaba revertir la determinación que tomó el Juzgado de Garantía de Temuco y la Corte de Apelaciones de la misma ciudad. En ese momento dejaron “en acuerdo” el recurso y un plazo máximo de 24 horas para dar a conocer su decisión, la cual fue dilatada hasta el jueves 13 de agosto.

“De los antecedentes puestos en conocimiento de esta Corte no se desprende que la privación de libertad que afecta al amparado -poseedor del rango de “machi” desde antes de incurrir en el delito que motivó su condena- se enmarque en alguna de las hipótesis de ilegalidad reseñadas en el motivo precedente, lo que conduce a desestimar el recurso”, indica parte del documento de la Corte Suprema.

El recurso fue rechazado con cuatro votos en contra y uno a favor, los ministros Carlos Kunsemuller (presidente), Haroldo Brito, Manuel Valderrama, y Leopoldo Llanos votaron en contra del recurso. Solo un ministro, Jorge Dahm, le dio su voto favorable.

A su vez, el fallo informa que Dahm “estuvo por acoger el recurso de amparo deducido, solo en cuanto a dar lugar a la solicitud de Celestino Córdova en orden de permitirle visitar su rewe por el término de cuarenta y ocho horas a fin de que pueda realizar allí sus prácticas de curación espiritual, sanación y orientación moral de su comunidad”.

Además argumentó que “para la comunidad mapuche a la que pertenece el recurrente, es un guía espiritual del cual añoran sus orientaciones. Asimismo, para el machi, realizar tales actividades en su rewe es una de sus razones de ser. Dentro de la cosmovisión mapuche es el intermediario entre las fuerzas de la naturaleza y los hombres. Al estar este impedido de tales prácticas, enferma”.

La resolución de la Suprema se produjo cuando el machi Celestino Córdova cumplió 102 días de huelga de hambre y dos días después de que la autoridad ancestral mapuche -quien está internado en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial- enviara un mensaje de audio difundido por su vocería ante un eventual fallecimiento.

“Lamento mucho que tenga que entregarle mis últimos mensajes, dentro de mis últimos días que me quedan para mi sacrificio en forma definitiva por lo que para mí será un orgullo dar la vida por mi pueblo mapuche, por nuestra creencia espiritual que es sagrado por sobre todas las cosas, por lo que nunca se debe renunciar”, fueron algunas de sus palabras.

El machi cumple una pena de 18 años de presidio en la cárcel de Temuco por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay -en el que su vocería reclama inocencia- y hoy cumple su sexta huelga de hambre desde que fue encarcelado el año 2014. 

Tras 100 días de huelga, Sebastián Piñera se refiere a la huelga

El mismo día del portazo de la Suprema a la petición del machi, el presidente Sebastián Piñera presentó el proyecto de ley Juan Barrios, impulsado por el gremio de los camioneros, quienes en pocos días fueron recibidos en La Moneda y lograron proyecto de ley que refuerza ley Antiterrorista, normativa que es aplicada principalmente contra mapuche. 

Tal como informó Interferencia este martes, tras amenazas y ultimátums, los dirigentes gremiales se reunieron con el ministro del Interior, Víctor Pérez, consiguiendo -según afirmaron- la aceptación completa de un pliego de 10 puntos. 

En la misma presentación, el mandatario se refirió por primera vez a la huelga tras el fallo de la Corte Suprema. “Estamos haciendo y vamos a hacer todo lo que sea necesario para proteger la vida de las personas que están en huelga de hambre y lo vamos a hacer respetando las leyes, los tratados internacionales y nuestro Estado de Derecho”, comentó.

Y pese a que la huelga de ochos huelguistas de la cárcel de Angol, así como la del machi Celestino Córdova, superaron los 100 días, Sebastián Piñera señaló que “la posición de nuestro gobierno es simple y clara, estamos siempre dispuestos y abiertos al diálogo”.

Mientras que el ministro de Justicia, Hernán Larraín -a quien los voceros de los huelguistas le han solicitado permanente que lidere una mesa de diálogo bilateral para la aplicación efectiva del Convenio 169- afirmó que “debemos seguir conversando para resolver su inquietud. Nos preocupa la salud y la vida del machi Celestino Córdova, como de todos quienes están en huelga de hambre”.

“Creemos que el camino es el diálogo, seguiremos conversando, escuchando y proponiendo soluciones que dentro del ámbito de nuestra competencia permitan atender sus inquietudes y requerimientos”, agregó el secretario de Estado en reacciones recogidas por la radio Biobío.

Por su parte, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, dijo que “el fallo es contundente, lo resuelto por la Corte Suprema es claro en señalar que no es el recurso de amparo la vía adecuada para cuestionar los fallos ya ejecutoriados, la cosa juzgada que se denomina por parte de otros tribunales que ya sentenciaron, que ya resolvieron respecto de la ocurrencia de un hecho punible, como fue el caso de incendio que se sanciona en este caso y respecto de la responsabilidad que le cabe a cada uno de las personas que fueron condenadas en ese caso”, argumentó.

Fuente: Interferencia

Compartir: