Una nueva agresión se ha puesto en marcha por parte del gobierno de Piñera. Esta vez, y actuando en complicidad con la dirección del Hospital San José, se han propuesto perseguir y golpear directamente a los trabajadores y trabajadoras que de forma organizada han venido denunciando durante las últimas semanas la actitud criminal de las autoridades respecto al tratamiento de la pandemia en nuestro país.

A las amenazas de sumarios en contra de trabajadores y trabajadoras que han circulado en el hospital durante los últimos días, se suma ahora la presentación de una querella criminal por parte de Luis Escobar, Director del Hospital San José, en contra de Mauricio Navarro, trabajador del hospital, dirigente de la FEDEPRUS y miembro activo del Comité de Emergencia del Hospital.

Este hecho es de una gravedad extrema. Denunciamos que forma parte de toda una estrategia que busca perseguir, amedrentar y golpear a quienes valientemente han alzado la voz y han impulsado la lucha por la Dignidad tanto en la vida como en la muerte. Frente a estos hecho, debemos organizarnos para responder. ¡Sólo el pueblo defiende al pueblo! ¡Luchar por la Dignidad no es un delito!

Al igual que en el resto del mundo, el arribo de la pandemia del coronavirus en Chile ha puesto a los Trabajadores y Trabajadoras de la Salud en la primera línea de combate, tanto de la propia enfermedad como de los obstáculos que coloca el capitalismo para luchar contra ella adecuadamente. Luego de décadas de disminución de los presupuestos de salud pública, de recortes en financiamiento, de privatización y fortalecimiento de las grandes clínicas, las isapres, y todas las gigantescas empresas que lucran con la salud y la vida de millones de personas, es evidente que la propia lógica de este sistema perverso ha creado las condiciones propicias para la catástrofe social que como pueblo hemos vivido durante las últimas semanas.

Frente a esto, las y los trabajadores del Hospital San José han venido cumpliendo un rol fundamental en la denuncia y la visibilización de una serie de problemáticas e irregularidades en el actual contexto de pandemia, lo que ha permitido conseguir, por medio de la organización, la lucha y la protesta, soluciones concretas que, si bien no resuelven el problema estructural, son de gran ayuda para mitigar en algo el sufrimiento y las condiciones indignas de atención a que nos condena el gobierno, mientras financia millonarios recates a las grandes empresas con nuestros recursos. Un ejemplo de esto, es el hospital modular instalado en el Hospital San José, cuya construcción fue anunciada por el ministro de salud el 19 de junio, luego de que las y los trabajadores vinieran denunciando la indigna hospitalización “en carpas” que se llovían, “solución” que había entregado el gobierno sin tener una mínima consideración por las necesidades más elementales de las y los pacientes. Sin embargo, no bastó con la sola denuncia, y fueron necesarias dos jornadas de movilización y protesta en el hospital, los días 16 y 18 de junio, para doblarle la mano al gobierno y arrancarle por la fuerza una concesión que hoy beneficia a miles de personas.

Por esta razón, como organizaciones de la clase y del pueblo tenemos que tomar parte activa en la defensa de las y los trabajadores del Hospital San José, quienes con una actitud honesta y decidida, nos han señalado el camino para hacer frente a este gobierno corrupto y criminal desde los hospitales en un contexto de pandemia. Llamamos a todas las organizaciones territoriales, populares, clasistas, antipatriarcales, de defensa de los derechos humanos, y toda la amplia gama de organismos de nuestro pueblo a adherir a esta declaración y expresar su solidaridad por todos los medios con la lucha del Hospital San José, rechazando la persecusión y defendiendo a nuestras/os compañeras/os.

#[email protected]@s

#LucharPorDignidadNoEsDelito

#MauroElPuebloTeDefiende

Fuente: Diario Venceremos

Compartir: