“Lo que nosotros buscamos es cuidar a las personas”, aseguró el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, al explicar porqué el Ejecutivo se opone a la iniciativa que busca resguardar el bolsillo de los ciudadanos. Con la presentación de este veto, que se realizará durante esta semana, el proyecto deberá volver a ser discutido en ambas cámaras, con las modificaciones que el gobierno le haga.

Luego de semanas de cavilaciones, el Ejecutivo anunció este martes que ratificará su postura inicial, e impondrá un veto a la ley que prohíbe el corte de servicios básicos por no pago en el contexto de pandemia.

La información fue confirmada por el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, quien informó que tras declinar acudir al TCel Presidente Sebastián Piñera decidió utilizar el veto como forma de frenar el proyecto -que ya fue aprobado por ambas cámaras- pues desde el Ejecutivo consideran que es inconstitucional.

“La ley de servicios básicos se está trabajando con los sectores, con Telecomunicaciones, con Energía y con Obras Públicas, y lo que nosotros buscamos es cuidar a las personas“, aseguró Alvarado en entrevista con Radio Universo.

La autoridad recalcó en ese sentido que el Ejecutivo busca “asegurar que tengan su suministros básicos, ya sean electricidad, agua, gas, redes de conectividad e incluso si tienen dificultades para pagar”, sin embargo, “queremos que esto se haga dentro de un contexto en que no genere problemas con la institucionalidad vigente“.

“Aquí, lo que estamos estudiando, son acciones que no afecten los beneficios que establece la ley para las personas, sino que hacerle acomodos y ajustes suficientes y necesarios para mejorarla, de tal manera que esos beneficios sean acorde a su situación”, insistió Alvarado.

Finalmente, el ministro de la Segpres aseguró que el veto “yo le puedo dar garantías, de que no va a tener ningún impacto en los beneficios que están acordados para las personas“, y que su intención solo sería “hacer ajustes para que esos beneficios estén acorde a la legislación y el marco constitucional vigente”.

Con esto, se infiere que el gobierno presentará un veto sustitutivo, que reemplaza una frase o artículo del proyecto; o un veto supresivo, para eliminar parte del proyecto de ley. En cualquier caso, esto implicará que el proyecto deberá pasar nuevamente por la ambas cámaras del Congreso.

Cabe recordar, que este tema lleva al menos un par de semanas esperando que el gobierno se decida a presentar o no el veto, en las que alcaldes, e incluso parlamentarios de la UDI, le han solicitado al Ejecutivo que no presente este veto.

“Si el Presidente Piñera está convencido de la inconstitucionalidad del proyecto, debe ir al Tribunal Constitucional y no ocupar al Parlamento para compartir culpas de entrampar una iniciativa que es de toda justicia”, argumentaron los diputados gremialistas Juan Manuel Fuenzalida y Celso Morales este pasado domingo.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: