“Yo no repartiría dividendos, ya que se les solicitó a los trabajadores que se bajaran el sueldo en un 50%, y como ellos aceptaron y están realizando un tremendo esfuerzo junto a sus familias, la compañía y los accionistas tienen que estar en la misma línea. Los directores tienen que reducir muy fuertemente, por no decir a cero, sus honorarios”, dijo Said Yarur, en una junta de accionistas que se realizó vía Webex.

Una dura controversia ha generado en los últimos días la decisión de grandes grupos empresariales de pedir ayuda al Estado y, en paralelo, repartir jugosas ganacias para sus accionistas. El caso más visible es el de Cencosud, conglomerado que repartió el 80% de sus utilidades, unos $91 mil millones, mientras dos de sus unidades de negocio, Paris y Johnson, buscaban apoyo del gobierno.

LATAM Airlines, que por años ha dominado los negocios de pasajeros y carga en Chile y Latinoamérica, también ha pedido ayuda del Estado, aunque repartió utilidades que alcanzaron al 30% del ejercicio 2019 (US$57 millones). LATAM debía hacerlo, pues la Ley exige repartir esa cifra como mínimo, y solo si el 100% de sus accionistas estaba de acuerdo con no repartirlas, podía dejar dicho dinero en la firma. Pero la junta de accionistas del pasado 30 de abril solo reunió al 90%, por lo que los US$57 millones ahora pasarán a manos de los dueños de la compañía.

La firma envió un comunicado explicando la situación y culpando al quórum por la entrega de utilidades, aunque rara vez una junta de accionistas logra reunir al 100% de sus inversionistas. Hay muchos de ellos, como pequeños accionistas jubilados, que solo se dedican a recibir dividendos de la empresa y no participan de estas reuniones.

Pero ese no es el caso de Jorge Said Yarur, un accionista minoritario de LATAM Airlines y otras empresas (entre ellas, Parque Arauco, de la cual también es parte de la familia fundadora), que sí va las juntas anuales, donde suele fustigar a gerentes y controladores por el mal manejo que dice tienen de las compañías.

Said Yarur es conocido como el accionista rebelde de Sanhattan, pues en cada junta anual de accionistas de ambas empresas lee duras cartas en contra de sus administraciones. Ha acusado que, producto de estos manejos gerenciales, ambas empresas han perjudicado a sus accionistas minoritarios, entre los que se encuentra él.

“La mala situación de LATAM no solo se debe al COVID-19”, dice Said Yarur, en conversación con El Desconcierto. “Esta crisis solo hizo que quedara al descubierto la compleja situación de la aerolínea, que arrastra una deuda que ronda los US$12 mil millones producto de una deficiente administración por parte del grupo controlador”.

El Estado de Chile, dice Said Yarur, además, no debe incurrir en un salvataje económico “para una empresa que ha pagado multas por colusión y cohecho en distintos mercados de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, por unos US$250 millones en los últimos 10 años. Más aún teniendo en cuenta que ha sido vinculada a un acuerdo con las aerolíneas GOL, Azul y Avianca Brasil para el financiamiento ilegal de políticos brasileños”.

La que sigue, es parte de la carta que leyó ante los accionistas controladores de LATAM Airlines: las familias Cueto y Amaro.

Estamos en el mismo avión y no quiero que se estrelle“, comenzó afirmando Said, en una alocución que replicó ideas similares de René Araneda, otro histórico accionista minoritario de LATAM Airlines. “Yo no repartiría dividendos, ya que se les solicitó a los trabajadores que se bajaran el sueldo en un 50%, y como ellos aceptaron y están realizando un tremendo esfuerzo junto a sus familias, la compañía y los accionistas tienen que estar en la misma línea. Los directores tienen que reducir muy fuertemente, por no decir a cero, sus honorarios“, agregó.

En esa línea, Said llamó a los directivos a “salvar 43.000 fuentes de trabajo” y dar una señal “al mercado de que tanto trabajadores como accionistas y directores de la compañía están realizando un mayor esfuerzo”.

Se trata, coninuó el accionista de LATAM Airlines, de “realizar una cirugía mayor, debido a la gran pandemia que tiene involucrado al mundo entero”. Por lo mismo, criticó la contradicción de las medidas internas anunciadas, en paralelo a la solicitud de ayuda estatal que hizo la aerolínea.

“A una semana o dos de la pandemia, ustedes solicitaban ayuda al gobierno por prensa y televisión; que les dieran un crédito de apoyo con dinero de todos los chilenos. Y ahora reparten dividendo y los directores siguen cobrando honorarios como si nada hubiera pasado”, criticó.

LATAM Airlines confirmó a El Desconcierto que sus directores bajaron sus remuneraciones en 50%, el mismo porcentaje en el cual pidieron recortar el sueldo a sus trabajadores. La compañía persentó este plan en toda la región, donde opera con más de 43 mil trabajadores. Solo en Argentina no pudieron aplicar la medida dada la fortaleza de la negociación sindical en ese país. La compañía lanzó también un plan de retiro voluntario y la opoción de permiso sin goce de sueldo de entre 6 y 12 meses.

Fuente: https://www.eldesconcierto.cl/2020/05/04/jorge-said-yarur-el-accionista-rebelde-de-latam-airlines-los-directores-tienen-que-reducir-muy-fuertemente-por-no-decir-a-cero-sus-honorarios/

Compartir: