“Nuestra compañera estuvo detenida dos días en el Centro de Detención Femenino de Temuco, a pesar de que la Defensoría Penal Pública solicitó que ella pudiera esperar la decisión de la Corte en su hogar, bajo arresto domiciliario total, ya que se encontraba en proceso de lactancia al ser madre de una recién nacida de 25 días. Esto, se cumplió recién al tercer día y hoy se encuentra arrestada en su domicilio en la ciudad de Angol”, acusan diversos psicólogos, psicólogas y asociaciones del área que adhieren a la declaración.

Esta semana la comunidad de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago de Chile, sociedades científicas, académicos, académicas y profesionales del área, emitieron una declaración pública en apoyo y solidaridad a la ex alumna de dicha institución Daniela Sierra Soto, quien fue detenida el día 27 de Julio y privada de libertad durante dos días por participar de las manifestaciones en apoyo a los presos políticos mapuche en huelga de hambre, a las afueras de la Intendencia de Temuco.

Informan que la mujer fue formalizada por los delitos de maltrato de obra a carabineros, lesiones menos graves, amenazas y el delito del 264 inciso segundo del Código Penal. El Ministerio Público solicitó el arresto domiciliario total y la Intendencia de la Araucanía, a través de su abogado Sergio Arévalo Weddington, la medida cautelar de prisión preventiva.

“Nuestra compañera estuvo detenida dos días en el Centro de Detención Femenino de Temuco, a pesar de que la Defensoría Penal Pública solicitó que ella pudiera esperar la decisión de la Corte en su hogar, bajo arresto domiciliario total, ya que se encontraba en proceso de lactancia al ser madre de una recién nacida de 25 días. Esto, se cumplió recién al tercer día y hoy se encuentra arrestada en su domicilio en la ciudad de Angol”, acusan.

“Es importante destacar que la serie de atropellos que Daniela sufrió en el marco de esta detención no son un hecho aislado, sino que responde a una política sistemática de atropellos de los derechos fundamentales de las comunidades mapuche y de su lucha por la recuperación de los territorios usurpados por empresarios forestales. Violencia que atenta sistemáticamente los estándares internacionales de derechos humanos amparada en un ordenamiento jurídico que progresivamente ha criminalizado la protesta social y el legítimo derecho a la autodeterminación garantizada por el convenio 169 de la OIT”, contextualizan las y los firmantes del documento.

Además, sostienen que “en este caso fueron vulnerados los Derechos Humanos de las mujeres contenidos en la ‘Convención Belém do Pará’que exige medidas especiales para las mujeres que se encuentren en etapa de lactancia, junto a los derechos contenidos en la ‘Convención sobre los derechos de niños, niñas y adolescentes’, al privar a sus hijos y especialmente a la recién nacida, de los cuidados maternos, poniendo en riesgo su salud en un contexto de pandemia”.

Por último, denuncian los reiterados atropellos al pueblo mapuche en La Araucanía y hacen un llamado a respetar el Convenio 169 de la OIT y todos los instrumentos de Derechos Humanos que han sido vulnerados en el mal llamado “conflicto mapuche”, y a terminar con las injusticias que movilizan la huelga de más de 90 días de los prisioneros políticos.

Mira la declaración completa aquí:

Fuente: El Desconcierto

Compartir: