“Hace seis meses nadie podría haber imaginado cómo nuestro mundo – y nuestras vidas- cambiarían tanto con este nuevo virus”, dijo Adhanom, a un día del aniversario de los seis meses de la pandemia, cuando la OMS detectó el primer caso en Wuhan, China, sobre un brote de una enfermedad, en ese momento, no identificada.

El director general de la Organización Mundial de la Salud se refirió este lunes al avance de la pandemia mundial del COVID-19, la cual superó los 10 millones de casos en el mundo, y más de 500 mil muertes al rededor del globo.

Lo peor está por venir“, expresó Tedros Adhanom Ghebreyesus, respecto al ambiente de división política y global, el cual puede perjudicar la lucha contra la crisis sanitaria.

“Con este tipo de ambiente y condiciones, tememos lo peor”, señaló el director, agregando que “han pasado seis meses del brote del nuevo coronavirus y la pandemia está lejos de haberse acabado“.

“Hace seis meses nadie podría haber imaginado cómo nuestro mundo – y nuestras vidas- cambiarían tanto con este nuevo virus”, dijo Adhanom, a un día del aniversario de los seis meses de la pandemia, cuando la OMS detectó el primer caso en Wuhan, China, sobre un brote de una enfermedad, en ese momento, no identificada.

“Todos queremos que acabe, todos queremos volver a nuestras vidas, pero la dura realidad es que no estamos ni cerca de que esto acabe”, indicó, explicando que “aunque muchos países han hecho progresos, globalmente la pandemia se está acelerando”.

“La mayor parte de la gente aún es susceptible (de contagiarse); el virus aún tiene mucho espacio por donde moverse”, detalló al respecto. Finalmente, el director entregó un mensaje de unión, llamando a la humildad y generosidad.

“Estamos juntos en esto, y tenemos un largo camino por delante. Necesitaremos expresiones aun mayores de resiliencia, paciencia, humildad y generosidad en los meses venideros”, concluyó Adhanom.

Fuente: El Desconcierto.

Compartir: