La vocera de la huelga de hambre mapuche, Giovanna Tabilo, denunció que “no se descarta tomar acciones judiciales al respecto para todos los responsables del escrutinio público a la cual fue sometida nuestra lamngen”, y que “producto de esta situación, nuestra autoridad ancestral Machi Celestino Córdova quedó absolutamente aislado, por lo que no se descarta una maniobra maliciosa del gobierno”.

En medio de una alta tensión en la Región de La Araucanía, con diversas manifestaciones ocasionadas por la visita del ministro del Interior, Víctor Pérez, los cercanos al machi Celestino Córdova, quien cumple hoy 89 días de huelga de hambre, informaron que su esposa, Luisa Marilaf, dio negativo en un segundo examen de COVID-19.

Marilaf había dado positivo el pasado 26 de julio, justo después de visitar al machi, por lo que en su momento se levantaron alertas respecto de un posible contagio.

Sin embargo, este jueves Giovanna Tabilo, una de las voceras de la huelga de hambre mapuche, aseguró que “nuestra lamngen Luisa Marilaf, esposa del Machi Celestino, se realizó por segunda vez el examen de COVID-19 y esta vez salió negativo, por lo que no se descarta tomar acciones judiciales al respecto (dirigidas a) todos los responsables del escrutinio público a la cual fue sometida nuestra lamngen”.

En esa línea, Tabilo denunció también que “producto de esta situación nuestra autoridad ancestral Machi Celestino Córdova quedó absolutamente aislado, por lo que no se descarta una maniobra maliciosa del gobierno“.

Cabe recordar además, que este jueves la Corte de Apelaciones de Temuco rechazó un recurso de protección presentado por la Defensoría Penal Pública en favor del machi, que buscaba que la justicia le permitiera a Córdova regresar a su rewe (lugar de alto valor espiritual mapuche), durante seis meses, para volver luego a cumplir el resto de su condena a la Cárcel de Temuco.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: