Por Capucha Informativa

Ayer Colombia cumplió una semana de protestas y el presidente, Iván Duque, dijo este miércoles que no descarta decretar el estado de “conmoción interior” debido a las manifestaciones en algunas ciudades del país, de las cuales hay al menos 37 personas asesinadas, 89 desaparecidos y más de 800 heridos.

Uno como jefe de Estado no puede renunciar a ninguna de las herramientas que le dan la Constitución y la ley. La Ley 137 del 94, que es la que reglamenta el estado de conmoción interior, tiene herramientas taxativas que se pueden emplear y están orientadas a que se empleen, únicamente si los mecanismos ordinarios no funcionan. Han sido usadas en muy pocas ocasiones. A la pregunta si se renuncia a esta herramienta, ni a esa ni a ninguna otra herramienta constitucional”, dijo Duque a la emisora Blu Radio.

En la Constitución colombiana se dice que la conmoción interior es un estado de emergencia que puede ser declarado por el presidente y con la firma de todos los ministros cuando existan graves perturbaciones del orden público que atenten de manera inminente contra la estabilidad institucional. 

Esta “herramienta” de la Constitución le dará al Gobierno facultades para restringir el derecho de circulación y residencia, exigir a los ciudadanos que comuniquen sus desplazamientos, someter a permiso previo o restringir la celebración de reuniones y manifestaciones que puedan perturbar el orden público, interceptar comunicaciones, limitar o racionar el uso de servicios o de artículos de primera necesidad, modificar el presupuesto, imponer contribuciones fiscales, entre otras.

“Se han aplicado en el pasado conmociones interiores focalizadas, yo no estoy diciendo ni que lo voy a hacer ni que es inminente, lo que estoy diciendo es que no renunciamos a ninguna herramienta que nos dé la Constitución y la ley para proteger a los ciudadanos”, manifestó Duque horas antes de que miles de colombianos se congregaran en las calles del país en el comienzo del segundo “paro nacional” de protesta contra su Gobierno.

Compartir: