Las redes de apoyo de Celestino Córdova denunciaron intransigencia y absoluta despreocupación por parte del gobierno de Sebastián Piñera. El machi cumple hoy 60 días sin ingerir alimentos, exigiendo a Gendarmería que ajuste sus protocolos al Convenio 169 de la OIT para pueblos originarios, suscrito por el Estado chileno en 2008 en materia de Derechos Humanos.

Juan Contreras Jara / resumen.cl

El machi presenta una delicada situación de salud, mermada por distintas afecciones, producto de la continua exposición a largos periodos de inanición por visibilizar sus demandas de mayor dignidad para los presos políticos mapuche por la recuperación de sus tierras usurpadas por el Estado chileno. En esta huelga de hambre, las afectaciones van desde una importante pérdida de peso, afectaciones al sistema inmunológico, bradicardia (pulsaciones cardíacas más lentas), dolor muscular generalizado y descompensaciones metabólicas ligadas a la desnutrición.

La médica Leonor Olate, parte de la red de apoyo de Celestino Córdova detalló que a 60 días en huelga de hambre “el deterioro es progresivo en su salud física y mental. Una gran baja de peso, partió con 92 kilos y ahora estamos con 55, 2 kg. Además de todos los daños de órgano que hemos podido observar. Hay una falla cardíaca, porque el corazón esta alterado y posibilidades de una falla renal. Existe un agravamiento que en estos momentos puede significar un riesgo vital potencial para él”.

Cabe recordar que el pasado jueves, producto de su crítico estado de salud y del descuido por parte de Gendarmería, Córdova sufrió una caída mientras intentaba subir las escaleras de la cárcel, para llegar hasta la enfermería. Dos días después volvió a caerse, esta vez al interior de su módulo. Éste lunes y producto de las diligencias de su vocería, el machi consiguió una silla de ruedas para transportarse.

Sobre esta situación Olate explicó que “neurológicamente está muy alterado, en cuanto a la sensibilidad y movilidad, por eso el ya no puede caminar. Cuando hay una desnutrición crónica, hay una alteración en los neurotransmisores o en la producción de mielina que envuelve los nervios. Sospecho que hay una polineuropatía, que puede ser secundaria al ayuno prolongado, que signifique una fuerza de fuerza y movilidad, en este caso en las piernas y los brazos, además de la alteración en su sensibilidad”.

Esta es la quinta huelga de hambre que lleva adelante el machi Celestino Córdova, de la comunidad Chicahual Córdova de Temuco. Esta vez exige la aplicación de los artículos 7, 8, 9 y sobre todo el 10, del Convenio 169 de la OIT, suscrito por el Estado chileno en octubre de 2008. Este último artículo expresa que «cuando se impongan sanciones penales previstas por la legislación general a miembros de dichos pueblos deberán tenerse en cuenta sus características económicas, sociales y culturales. Deberá darse la preferencia a tipos de sanción distintos del encarcelamiento».

Su red de apoyo denunció el la falta de instancias resolutivas que ha mostrado el Ministerio de Justicia, encabezado por Hernán Larraín (UDI), en darle cabida a las exigencias del Machi y responsabilizaron al gobierno de cualquier desenlace fatal.

Cristina Romo, parte de la vocería de Córdova señaló que “existen responsabilidades políticas que recaen en el gobierno de turno, porque aún no ha sido capaz de resolver la situación y aplicar el Convenio 169. La semana pasada, el intendente de la Araucanía explicitó que solamente se podía negociar si se deponía la huelga de hambre. Agregó que “vemos intransigencia y endurecimiento por parte del gobierno, porque quieren utilizar las mismas maniobras que usaron en 2018, cuando le dijeron al Machi que depusiera la huelga y negociaban. Tiempo después, nuevamente tuvo que pasar 50 días en huelga para que gobierno se sentara a negociar. Son las mismas artimañas»

Sobre la urgencia de respuesta por parte del gobierno de Piñera a las exigencias de los presos políticos mapuche, en este caso del Machi Celestino Córdova, su médica indicó que “la respuesta a la huelga es urgente desde que inició, debido a su deteriorado estado de salud producto de las cuatro anteriores. Hoy día ya vemos repercusiones permanentes sobre sus órganos a estas alturas y frente a cualquier infección o situación que ocurra el resultado puede ser fatal porque él está en las peores condiciones, estamos hablando de vida o muerte”.

Tanto la vocería como la comunidad del Machi Celestino Córdova, convocaron para este viernes a una actividad de apoyo en su favor, a las afueras de la cárcel de Temuco a las 10:00 de la mañana. “Exigimos la vuelta del Machi Celestino a su comunidad y rewe. El Estado tiene toda la responsabilidad política por lo que están pasando los presos políticos mapuche, toda vez que no han sido capaces de cumplir con los tratados que han suscrito”.

Fuente: Resumen

Compartir: