Estar informado y saber cuáles son las mentiras que nos cuentan, siempre es importante. Saber cuáles son los argumentos y datos que nos entrega el (mal) gobierno para justificarse, es vital para crear una respuesta, para ser una resistencia. Sin embargo, tras meses de cifras que no cuadran, y ante una campaña del Ministerio de Salud por hablar de una “leve mejoría”, no vamos a seguir subiendo sus cifras.

En este minuto, compartir datos de enfermos y muertos que caen y desaparecen, es ser parte del juego de un gobierno que quiere mantener la producción a toda costa. Con su desinformación, al día de hoy no sabemos realmente cuántos pacientes covid-19 hay en Chile, ni menos, cuantas personas han fallecido por la negligencia del gobierno. 

De esta manera, mostrar datos que caen día a día, a punta de arreglos de excel, es una negligencia de nuestra parte. Es esparcir su mensaje de “mejora”, cuando la capacidad de camas críticas todavía alcanza un “supuesto” 94%.

Por eso, optamos a partir de ahora a entregar solamente los informes epidemiológicos, con cifras que también son realizadas por el gobierno -porque lamentablemente mantienen el monopolio de la información- pero que entregan detalles más amplios con respecto a los informes diarios del Minsal.

Compartir: