Por Capucha Informativa

No es sorpresa que el país más afectado por la pandemia -que tiene una cifra superior a 7,2 millones de contagios y más de 207.000 muertes en apenas siete meses- y que tiene como mandatario a un líder negacionista ante la enfermedad, tenga a su Presidente estadounidense, Donald Trump, contagiado de covid-19 junto la primera dama, Melania, según publicaron el día jueves en la red social twitter. 

“Esta noche, Melania y yo dimos positivo por covid-19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!”, tuiteó el presidente Donald Trump, quien a los 74 años se encuentra en el grupo de riesgo de los enfermos más vulnerables al virus.

El mandatario que a mediados de mayo amenazaba con retirar los fondos que financian la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de que esta se volviera “independiente de china”, para finalmente retirar a EE.UU de la OMS en el mes de julio, ha tenido que someterse a la prueba PCR como consecuencia del contagio de la asesora, Hope Hicks (31), quien viajó este martes a bordo del Air Force One rumbo a Cleveland (Ohio), donde Trump participó -sin mascarilla- en el primer debate electoral con el candidato demócrata Joe Biden. Además, la asesora viajó el miércoles con Trump rumbo a Minnesota para un mitin de campaña.

En el mismo debate del día martes, Trump se burló de su oponente al decirle: “tengo mascarilla, tengo una aquí mismo, pero no la uso como él, que cada vez que lo ves tiene una mascarilla. Puede estar hablando, a 60 metros de distancia y lleva la mascarilla más grande que hayas podido ver”. Lo que vuelve más irónica la situación que está viviendo el mandatario estadounidense.  

El médico del Presidente, Sean Conley, informó a través de un memorándum que Trump y la primera dama “están bien en este momento y planean quedarse en su residencia dentro de la Casa Blanca durante su convalecencia”.

“El equipo médico de la Casa Blanca y yo mantendremos una mirada vigilante y agradezco el apoyo brindado por algunos de los mejores profesionales e instituciones médicas de nuestro país. Tenga la seguridad de que espero que el Presidente continúe cumpliendo con sus deberes sin interrupciones mientras se recupera, y lo mantendré informado”, concluye el documento oficial compartido por el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.

Sin embargo, durante la tarde del día viernes el Presidente Donald Trump fue trasladado hasta el Centro Médico Militar Walter Reed, según sostienen medios estadounidenses influyentes como CNN y The Washington Post como medida de “precaución” luego de confirmar que dio positivo en el test de coronavirus.

“Por precaución y por recomendación de su médico y expertos, el Presidente trabajará desde las oficinas presidenciales de Walter Reed durante los próximos días”, señaló la secretaria de Prensa, Kayleigh McEnany, a través de un comunicado.

Antes de ser trasladado con mascarilla al centro médico, Trump recibió una dosis de un tratamiento experimental con un cóctel sintético de anticuerpos para el coronavirus llamado Regeneron, según informó el médico de la casa blanca. 

Compartir: