Tras meses de juicio y prisión preventiva por un crimen que no cometió, Francisco Hernández fue sentenciado injustamente a 5 años y 1 día de cárcel efectiva por “lanzamiento de cinco molotov contra personal de Carabineros” en el marco de las manifestaciones del estallido social. Estos supuestos “lanzamientos” habrían ocurrido al menos 15 minutos después de haber sido secuestrado por policías de civil.

El 10 de diciembre del 2019, tras manifestarse en Plaza de la Dignidad, Francisco fue secuestrado a las 21:00 hrs en Santa Lucía por policías de civil (del OS9) en un auto blanco, de la misma manera que fue secuestrado Nicolás Ríos en el cerro Huelén. Una vez “detenido”, Francisco fue torturado en la 33º comisaría de Nuñoa, donde lo golpearon hasta fracturarle 4 dedos y la nariz. Mientras aún pisaban su mano, le hicieron firmar un documento declarando haber hecho algo que nunca hizo. Posteriormente fue puesto en prisión preventiva sin siquiera constatación de lesiones.

El joven manifestante primeramente arriesgaba una pena de 24 años, pero al no poder probarse la fabricación de bombas molotov, la pena requerida por fiscalía quedó finalmente de 20 años tras haber sido encontrado culpable de 2 de los 3 delitos imputados, aun sin pruebas de ninguno de ellos, ni poseer agravantes como tener antecedentes penales previos.

Estas eran las “pruebas” que presentó fiscalía en su carpeta “investigativa”:

  • Francisco es acusado de lanzar bombas molotov a las 21:15 y 21:27 hrs, y él fue detenido y secuestrado a las 21:00 hrs por el OS9.
  • Los peritajes químicos a la ropa y guantes de Francisco arrojaron que estos NO POSEÍAN TRAZAS de líquidos inflamables.
  • Los videos mostrados por fiscalía muestran a un joven lanzando con guantes negros, siendo que Francisco tenía guantes blancos y azules.
  • Los guantes presentados por fiscalía no eran los mismos que se presentaron en el video.
  • En momentos del video se muestra al atacante sin guantes, donde se puede ver claramente que NO POSEE ni tatuajes o marcas, las cuales Francisco SÍ POSEE desde hace más de 4 años.
  • El material multimedia presentado como evidencia NO TIENE FECHA NI HORA.

Una vez más, queda en evidencia el nivel de montajes realizados por las fuerzas policiales del estado, y la impunidad con la cual operan, dejando en claro que EN CHILE NO HAY JUSTICIA.

Compartir: