“El tratamiento es de hasta 10 días y cuesta alrededor US$6,80 por paciente. Así que esencialmente cuesta US$44 salvar una vida”, dijo el director de pruebas Martin Landray, en relación a los montos que, en moneda nacional, se traducen en $5.570 y $35.015 calculados al día 17 de junio.

La dexametasona, es el primer fármaco que se ha mostrado capaz de reducir la mortalidad en pacientes de coronavirus que requieren oxígeno o ventilación.

La Universidad de Oxford, de hecho, divulgó este martes un estudio que alude a esta combinación química, barata y de fácil acceso en todo el mundo, como una ayuda eficaz para salvar vidas de pacientes graves a causa del coronavirus.

El equipo investigador aseguró que el tratamiento con dosis bajas reduciría el riesgo de muerte en un tercio de las personas que se encuentran conectadas a ventiladores, lo que incluso motivó a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebrara este martes los progresos conseguidos en Reino Unido con el uso de la dexametasona, además de felicitar a la Universidad de Oxford y al gobierno británico por este significativo hallazgo.

Por su parte, la cadena BBC, en un reportaje sobre este fármaco esteroide, asegura que se trata de un potencial benéfico que podría impactar positivamente en los países más pobres y que presentan un alto número de pacientes afectados por el virus que circula peligrosamente en el mundo en categoría de pandemia.

De acuerdo a lo que publica este medio, la dexametasona ya se utiliza para reducir la inflamación generada por enfermedades diversas, mientras que respecto de las pruebas alusivas al coronavirus, ha ayudado a detener parcialmente el daño que se puede generar cuando el sistema inmunitario del cuerpo humano se sobrecarga mientras en momentos en que le hace frente a la enfermedad.

Esta reacción del cuerpo al virus genera una tormenta de citoquinas, que puede llegar a ser mortal. De hecho, 19 de cada 20 pacientes con coronavirus en el Reino Unido se recuperan sin ser hospitalizados. De los que son ingresados, la mayoría se recupera, mientras que algunos de ellos pueden necesitar oxígeno o ventilación mecánica. Son ellos, a los que está orientado el tratamiento con este fármaco gracias a que su efectividad ha quedado demostrada justamente a través del trabajo liderado por un equipo de la Universidad de Oxford, se administró dexametasona a unos 2.000 pacientes hospitalizados, lo que se  comparó con 4.000 que no recibieron este tratamiento específico.

Este experimento médico permitió constatar que en los pacientes con necesidad de respiración artificial, el riesgo de muerte pasó de 40% a 28%, mientras que en el caso de los que necesitan oxígeno, redujo su riesgo de muerte de 25% a 20%.

“Este es el único medicamento hasta ahora que se ha demostrado que reduce la mortalidad y la reduce significativamente. Es un gran avance”, aseguró al respecto el investigador jefe del estudio, Peter Horby.

Martin Landray, director de pruebas, dijo a BBC que “hay un beneficio claro, muy claro“. Respecto de los resultados, asegura que estos sugieren que se podría salvar una vida en cada ocho pacientes con respirador artificial y una también entre 20-25 tratados con oxígeno

“El tratamiento es de hasta 10 días con dexametasona y cuesta alrededor US$6,80 por paciente. Así que esencialmente cuesta US$44 salvar una vida“, dijo en relación a los montos que, en moneda nacional, se traducen en $5.570 y $35.015 calculados al día 17 de junio.

Adicionalmente, el especialista destacó que la dexametasona “es un medicamento que está disponible a nivel mundial”, por lo que sugirió que los pacientes hospitalizados podrían comenzar a recibir este  tratamiento sin mayores demoras.

No obstante lo anterior, se aclara no recomendable para el público en general, por lo que se especifica que no hay que ir a adquirirlo a las farmacias para llevárselo a la casa.

Otro aspecto importante, es que este fármaco no ha mostrado ser beneficioso para aquellos pacientes con síntomas leves de coronavirus que no necesitan apoyo mecánico o suplementario para su mantener su función respiratoria dentro de los rangos normales.

El ensayo The Recovery Trial, un trabajo que se ha efectuado desde marzo, también analizó el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, pero fue descartado porque se constató que incrementa los decesos y los problemas cardíacos.

En el caso del antiviral remdesivir, que parece acotar el tiempo de recuperación para personas con COVID-19, esta ya ha sido distribuido entre varios servicios de salud, asegura BBC.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: