El “Consejo Nacional de Changos”, emitió un comunicado en el que llaman al gobierno chileno a reconocer la existencia de más de 4.500 personas que en el censo 2017 se autodeclararon como pertenecientes a este pueblo prehispánico.

En Chile, los pueblos indígenas reconocidos por el Estado solo son aquellos que caben dentro de la Ley Indígena (19.253), promulgada en 1993, que incluyó a los pueblos Aymaras, Atacameños, Quechuas, Collas, Rapa Nui, Mapuches, Kawesqar o Alacalufes y Yámanas, a los que posteriormente se sumaron las comunidades Diaguitas.

No obstante, esta denominación ha marginado a un pueblo en particular, cuya existencia desde los tiempos de la Conquista ha sido ampliamente documentada, y cuya articulación en torno a la pesca, el buceo y la recolección de productos marinos en general, los ha constituido en base a un acervo cultural común y una forma de subsistencia que hasta el día de hoy está vigente.

Se trata del pueblo Chango o Camanchaco, quienes según el censo de 2017 son 4.725 personas, que habitan principalmente en la Región de Antofagasta (2.913), y que a través del “Consejo Nacional del Pueblo Chango” -organización que reúne a otras 33 agrupaciones más pequeñas- emitieron un comunicado “con el objetivo de que las autoridades ejecutivas y legislativas de Chile generen los necesarios cambios a la ley, permitiendo nuestro reconocimiento como pueblo“.

En su texto, el Consejo llama al Estado chileno a reconocer su “deuda histórica“, citando antecedentes como el hecho de que en 1971 la Cámara de Diputados reconoció la existencia de “indígenas changos en la costa de Atacama (Sesión 35 de legislatura ordinaria, informe de Comisión de Agricultura y Colonización)”, o que en 2015, en el contexto de la Consulta Indígena para la Creación de la Nueva Institucionalidad Cultural, en donde se acordó que “el Estado impulsará el reconocimiento de los pueblos preexistentes, como por ejemplo, el pueblo Chango“.

Por esto, y como una forma de proteger sus costumbres así como su modo de vida, es que el Consejo Nacional del Pueblo Chango solicita: “la vizibilización por parte del Estado, de nuestra cultura relacionada con los modos de vida tradicionales vinculados a la explotación de los recursos marinos, que de forma artesanal han constituido la base alimenticia y económica de nuestra comunidades”.

Cabe mencionar que, actualmente, existe un proyecto de ley que busca el reconocimiento del pueblo Chango como una de las etnias que habitan en el territorio nacional, el cual se encuentra en su segundo trámite constitucional en el Senado, y su discusión se reactivó recientemente, el pasado miércoles 24 de junio, en el marco del Día de los Pueblos Originarios de Chile.

En la ocasión sin embargo, no se resolvió nada, y el tema quedó pendiente, como lo estaba desde enero de este año, última vez en la que fue discutido.

Aquí puedes hallar más información:

https://www.facebook.com/Agrupaci%C3%B3n-Cultural-Changos-Descendientes-del-%C3%9Altimo-Constructor-de-Balsas-1533707579978955/?ref=nf&hc_ref=ARRfQ-q-8f7_BuRJPYDKPK4LhdogpphI5XVRA_B7uoQVavBCL5HWhVo9sCwvRBSHEZE

Agrupación Cultural Changos Descendientes del Último Constructor de Balsashace aproximadamente 4 años

En caleta Chañaral de Aceituno vivió quien fuera el último constructor de balsas de cuero de lobo, Roberto Álvarez, conocedor de la técnica artesanal heredada por las sociedades cazadoras – recolectoras del semi árido del norte de Chile.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: