Por Capucha Informativa

Durante la audiencia, la Fiscalía Oriente suma como treceavo involucrado al chofer del vehículo policial, identificado en las imágenes como uno de los agresores. Además, se incluyen delitos de obstrucción a la investigación por entregar información falsa en el parte policial. Asimismo, se modificó el carácter de las lesiones de la víctima, de graves a gravísimas, ya que, debido a la agresión por parte de los uniformados, el hombre terminó por perder uno de sus ojos.

La Fiscalía Oriente llevó a cabo la reformalización de trece carabineros que participaron en la golpiza de M.O.C., hombre víctima de una brutal agresión por parte de los efectivos policiales en plaza Ñuñoa el 21 de octubre, mientras todo era transmitido en vivo por televisión abierta.

En enero del año en curso, siete de los doce carabineros imputados habían sido sobreseídos, decisión apelada por la Fiscalía, lo que generó que hoy, lunes 13 de julio, fuesen reformalizados los 12 funcionarios involucrados. Además, se suma un treceavo involucrado: el chófer del vehículo policial.

El fiscal Álvaro Pérez justificó la inclusión del treceavo uniformado indicando que “se logra observar que la última persona que con un bastón golpea a la víctima, es el señor Eduardo García Rivera. Incluso, se nota en el registro fílmico que el señor García Rivera se baja del carro policial que conducía y golpea a la víctima. Es más, él es la persona que toma el sartén con el que la persona se encontraba manifestándose y lo arroja lejos del lugar. Junto a ello está el sumario administrativo que también da cuenta de que estuvo en ese lugar.”

En la reformalización, se suma al delito de torturas investigado hasta ahora, el delito de falsificación del parte policial y obstrucción de la justicia, en el caso de 11 de los imputados, que fueron acusados por la fiscalía de mentir en sus declaraciones.

El fiscal Pérez indicó que “tanto en el parte policial como en sus declaraciones, anexas al parte, los efectivos declararon que la persona los había amenazado de muerte, agregando además que había puesto una tenaz resistencia, hechos que no ocurrieron a la luz de los hechos de la investigación”.

Los policías incluidos en este delito son Martín Blanc Cabrera (el teniente a cargo del grupo de Carabineros, y quien derribó a la víctima de una patada), Álvaro Yáñez Garrido, Fernando Espinoza Acuña, Nicolás Cueva Cárcamo, Gabriel Fernando Soto, Daniel Ervia Gutinel, Fabian Torres Salgado, Iván Hernández Ocampo, Fernando Soto Fuentealba, Samuel Mora, y Carlos Cerda Herrera.

Según la investigación del Ministerio Público la totalidad de estos funcionarios de carabineros “faltaron a la verdad en la narración de los hechos sustanciales“.

Por último, se debe mencionar que la gravedad de las lesiones pasó de graves a gravísimas, debido a la pérdida ocular de la víctima semanas después del ataque.Las lesiones constatadas en el Hospital del Salvador en octubre constaron de “trauma ocular cerrado izquierdo grave, trauma torácico cerrado izquierdo contuso, fracturas costales múltiples, fractura dental incisivo central izquierdo, luxación anterior del hombro izquierda reducida, fractura nasal izquierda.”

Compartir: