Este lunes la directora del Servicio Nacional de Menores (Sename), Susana Tonda, presentó su renuncia al cargo. El anuncio lo realizó personalmente a través de una carta enviada a los funcionarios del servicio.

Tonda dice en el texto: “tal como lo señalo en mi carta de renuncia al Ministro de Justicia, la principal razón que tuve para tomar esta decisión es que dados los acontecimientos de los últimos días, me ha quedado claro que no cuento con la confianza de mi jefatura directa, lo cual es imprescindible para ejercer un cargo como este”.

Además, agrega “entiendo que es posible tener opiniones técnicas distintas, incluso cometer errores, pero dudar, o insinuar una duda pública por pequeña que sea, respecto a la intención de la búsqueda permanente del bien superior de los niños y niñas, sencillamente no me ha sido posible aceptar”.

La renuncia de la directora del Sename se produce luego que se diera a conocer, durante las últimas semanas, un convenio entre el Sename y la Agencia Nacional de Inteligencia. Un acuerdo que permitía a la ANI acceder a la información del Servicio Nacional de Menores.

El acuerdo había sido firmado el 21 de febrero, este fue público recién durante abril. Tras esta polémica, a pesar que el gobierno inicialmente lo había respaldado, finalmente el Ministerio de Justicia solicitó al Sename dejar sin efecto el convenio.

Compartir: