Desde el Minsal detallaron que es más “eficiente” ya que los pacientes, en la práctica, se autoadministran la toma del examen en un frasco, el cual “es manejado con toda la seguridad del caso y así se arriesga menos al personal de salud”.

Este lunes, y de forma progresiva, se comenzará a implementar una nueva forma de testeo de COVID-19 con el fin de agilizar la detección del virus, según informa desde Salud, Jaime Mañalich.

Este nuevo método contará con los beneficios de tener resultados más precisos y evitar la exposición del personal de la salud a infecciones, reemplazando el anterior que consistía en un examen nasofaríngeo, introduciendo una tórula en la nariz del paciente, para tomar la muestra para el PCR.

“Sabemos que la saliva produce una información incluso más sensible que el hisopado bronquial y da mayor seguridad al personal”, sostuvo Mañalich al respecto, agregando que se tomó esta decisión a través de un acuerdo con alcaldes y representantes de la Salud, según consigna La Tercera.

Junto con esto, la autoridad sanitaria detalló que es más “eficiente” ya que los pacientes, en la práctica, se autoadministran la toma del examen en un frasco, el cual “es manejado con toda la seguridad del caso y así se arriesga menos al personal de salud”.

El Consejo Asesor COVID-19 del Ministerio de Salud habría sugerido esta innovación el 31 de mayo, explicando que existe evidencia generada por estudios internacionales respecto de que el virus se multiplica en las glándulas salivales y la lengua. Además, agrega que el virus “puede ser detectado durante todo el periodo que dura la infección” y las pruebas generarían menos falsos negativos que el test que actualmente se realiza.

De acuerdo con Miguel O’Ryan, quien pertenece al Consejo, indicó que es el mismo test PCR que se realiza hasta ahora. “Es una buena alternativa para implementar en terreno, un procedimiento más sencillo, rápido, que no requiere que una persona esté introduciendo la tórula. Además, los pacientes pueden ir a hacerse en serie el test”, agregó.

Por otro lado, Jeanette Dabanch, infectóloga de la U. de Chile, advirtió que la técnica de “la muestra (de saliva) aún no ha sido validada en Chile. El ministerio y el Instituto de Salud Pública tienen que hacerse responsables e informar a los laboratorios cómo se hace, cómo se recolecta la muestra y cuál es la validación que tendrá la respuesta de los laboratorios”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: