Intransigencia. Esa ha sido la constante por parte de la transnacional Abertis durante este año, denunciaron los y las trabajadoras de la Autopista Central de Santiago en su día 24 de huelga legal. El grupo económico, líder internacional en el negocio de las autopistas, además ha incurrido en reemplazos en huelga y prácticas antisindicales, fustigaron desde el Sindicato de la Empresa Soc. Concesionada Autopista Central S.A. Ninguna de ellas ha sido fiscalizada por la inspección del Trabajo .

Miguel Ceballos, vocero sindical, expresó que, ninguno de los ofrecimientos de la empresa ha tenido que ver con mejoras a las remuneraciones. “Hace una semana presentó uno nuevo, el que fue votado y rechazado por la totalidad del sindicato, porque lo único que traía era una UF más al bono de sala cuna. Nosotros sabemos que la empresa nos está reemplazando, porque no se entiende que una empresa siga funcionando las 24 hrs del día, cuando de los 215 trabajadores, 176 están en huelga”.

Denunció que constantemente y en todas las áreas de la empresa, las jefaturas están reemplazando socios. “Nosotros desde la primera semana de huelga hicimos una denuncia a la Inspección del Trabajo. Suponemos que han contratado personal externo, porque hay una empresa en Providencia que le presta trabajadores, de hecho, dos días antes de la huelga, le pidieron 15 personas a esta empresa externa”.

Pese a que desde la Inspección del Trabajo les instruyeron realizar informes en los que reunieran dichas denuncias, las y los trabajadores de la Autopista Central expresaron que hasta hoy no ha habido ninguna fiscalización a dichos documentos. “No han sido capaces de entregar ni un solo informe, algo que permita fiscalizar los reemplazos y las prácticas antisindicales”.

Abertis, grupo español dueño en Chile de más de 770 kilómetros de carreteras y con presencia en 12 países de América y Europa, viene negado a sus trabajadores una negociación colectiva desde 2012. En la actualidad, la transnacional española ha negado un reajuste salarial, escudándose en el estallido social de octubre pasado y la pandemia. Ha argumentado falta de recursos, lo que la organización sindical niega tajantemente.

Ceballos comentó que las ganancias mensuales de la empresa, durante marzo y abril de este año, fueron de 25 mil millones de pesos, mensual. El grupo tiene 6 autopistas y la semana pasada, comenzó conversaciones con Autopista del Elqui. «Hay intransigencia en todo sentido, no negocia de ninguna manera y es una empresa multimillonaria, hay trabajadores que llevan más de 10 años y la empresa no les hace un reajuste real. Este grupo no tiene ninguna decencia con sus trabajadores”.

La transnacional Abertis acaba de adquirir la Red de Carreteras de Occidente (RCO), una de las mayores empresas de autopistas de México, en una operación estimada en 1.500 millones de euros.

Por lo pronto las y los trabajadores movilizados seguirán presionando a la inspección del Trabajo para que cumpla su labor fiscalizadora. Afirman que llegaran hasta las últimas consecuencias porque, “el empresario siempre se trata de aprovechar del trabajador y es una vergüenza. La ley en Chile no apoya a la clase trabajadora como debería, por lo que es muy difícil negociar con las empresas. Necesitamos mayor fiscalización, que es primordial para evitar los reemplazos en huelga. La ley puede decir una cosa, pero si no hay un organismo que proteja lo que dice la ley, la empresa siempre va a poder abusar”.

Fuente: Resumen

Compartir: