Por Capucha Informativa

Este martes, el Juzgado de Garantía de San Bernardo ordenó la prisión preventiva de tres carabineros imputados por arremeter en contra de Mario Acuña (44), quien fue golpeado el pasado 23 de octubre de 2019 en la comuna de Buin, y que en consecuencia quedó en estado vegetal. 

Los imputados Jonathan Alexis Neira Chaparro, Víctor Antonio Lastra Marguirot y Henry Giovanny Cuellar Vega, formalizados por ocasionar lesiones “graves gravísimas” a Mario Acuña, deberán cumplir la cautelar mientras que el Ministerio Público investiga el caso, cuyo plazo es de 100 días.

La acción, principalmente, que se les atribuye en este caso es dar patadas en la cabeza a la víctima que tuvieron como consecuencia dejarlo postrado y dependiente de terceras personas”, expuso el fiscal Gamal Massú.

Como los uniformados seguían prestando servicio en la institución policial, tuvieron que ser llevados a un recinto penitenciario especial para funcionarios activos.

Así ocurrió todo:

El 23 de octubre de 2019, en los primeros días de la revuelta popular, Mario Acuña junto a sus vecinos se encontraban manifestando de forma pacífica en la avenida Bajos de Matte de la población Jorge Washington -ubicada al norte de Buin-. Eran las once de la noche, por lo tanto, estaban en toque de queda. Muchxs de ellxs estaban golpeando sartenes para manifestar su descontento, situación que se replicaba a nivel país. 

En ese momento apareció un auto de Carabineros, este se acercó a la zona a velocidad y con las luces y balizas apagadas. Los carabineros que iban al interior comenzaron a disparar perdigones en contra de los vecinos. Acuña, no logró escapar y fue golpeado por tres oficiales que descendieron del móvil. Cuando el hombre de 44 años volvió a la casa logró gritar que “me pegaron los pacos”, pero después perdió la consciencia. 

Tras la violenta golpiza, Mario Acuña fue diagnosticado con un traumatismo encéfalo craneal grave complicado y hematoma subdural derecho. Incluso, estuvo en coma más de un mes en el Hospital Barros Luco, y hoy, a pesar de presentar mejoras, no podrá recuperar su vida normal. 

Compartir: