Luego de las protestas de vecinos de La Pintana y El Bosque por falta de alimentos, el gobierno de Sebastián Piñera levantó una campaña comunicacional que denómino “Alimentos para Chile”, mediante la cual llegarían canastas de alimentos para la población necesitada de ellos.

Sin embargo, hoy el Ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, salió a aclarar que la ayuda no irá para el 70% de la población, sino que para el 70% del 40% más pobre del país.

La declaración la hizo Sichel a Cooperativa, donde además explicó que las canastas de alimentos no se concentrarán en todas las comunas, sino que en las que están en cuarentena.

La explicación del Ministro se da luego de que durante días las y los alcaldes declararan no conocer el procedimiento de entrega de alimentos y revelaran una profunda descoordinación con el gobierno. Las acusaciones esta vez se producen por un anuncio del gobierno que se presentó como una gran ayuda para la mayor parte del país, pero que resulta beneficiar a una porción de población mucho menor de lo esperado.

A estos cuestionamientos se suma lo informado hoy el medio Interferencia, que reveló que el gobierno ordenó la compra de 50 mil de estas canastas por 1.700 millones de pesos al Supermercado Alvi, parte del holding SMU (Unimarc, Diario La Tercera, COPESA, entre otros), propiedad del empresario Álvaro Saieh.

Fuente: Resumen

Compartir: