La iniciativa –ya despachada por el Legislativo y que está desde el 11 de junio esperando la promulgación del Ejecutivo- es parte de los proyectos considerados inadmisibles por La Moneda, que motivaron una arremetida del Gobierno contra el Legislativo y que mantiene en extrema tensión las relaciones entre ambos poderes del Estado.

Ya descartada la carta del Tribunal Constitucional, el Gobierno se decidió por vetar el proyecto de ley que prohíbe el corte de servicios básicos en pandemia y posterga el pago de deudas en ciertos casos. Esto implica reingresar la iniciativa al Parlamento, lo que desató las críticas de la oposición.

La iniciativa –ya despachada por el Legislativo y que está desde el 11 de junio esperando la promulgación del Ejecutivo– es parte de los proyectos considerados inadmisibles por La Moneda que motivaron una arremetida del Gobierno contra el Legislativo y que mantiene en extrema tensión las relaciones entre ambos poderes del Estado.

Según informa Pulso, de acuerdo a algunos borradores del Ministerio Secretaría General de la Presidencia el veto contemplaría rebajar el universo de beneficiarios del proyecto y eliminar la obligación de que las empresas de telecomunicaciones ofrezcan planes solidarios gratuitos a sus clientes.

Durante la mañana, de todos modos, el subsecretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, aclaró a través de su cuenta de Twitter que “el Gobierno no ha ingresado un veto a la Ley de Servicios Básicos“, y que “aún se está dentro de los plazos legales para tomar una decisión, la que será comunicada por las vías formales correspondientes”.

Fuente: El Mostrador

Compartir: