El ministro Ignacio Briones aseguró que esta línea de crédito otorgada por el organismo financiero internacional, es “una facilidad precautoria, solo disponible para economías con marcos robustos de política macroeconómica, y con un compromiso de mantenerlos en el tiempo”.

A propósito del anuncio del Fondo Monetario Internacional (FMI) de este martes, en el que aseguraron que su directorio se encuentra estudiando aprobar una línea de crédito por US$23.800 millones para Chile, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, salió a aclarar que esto no fue solicitado por el Gobierno, y que no sería un préstamo para aportar al presupuesto del Ejecutivo.

“Esta línea de crédito flexible que el Fondo Monetario Internacional anuncia hoy, es una línea de crédito precautoria solicitada por y para el Banco Central de Chile, que le permite, según su necesidad, complementar sus reservas internacionales, de forma tal de acometer de mejor manera su mandato constitucional”, aseguró Briones.

“Es importante ser extremadamente claro, en que esta línea del FMI no es un préstamo al Gobierno de Chile y, por ende, no está destinada a financiar gasto público“, añadió.

Así también, el secretario de Estado sostuvo que “esta línea de crédito puede ser vista como un seguro adicional a la sólida posición que el Banco Central ya tiene, para enfrentar choques externos, particularmente ante un escenario global volátil“.

Por último, Briones señaló que esta opción financiera es “una facilidad precautoria, solo disponible para economías con marcos robustos de política macroeconómica, y con un compromiso de mantenerlos en el tiempo”.

En definitiva, es un voto de confianza sobre la robustez de nuestra economía“, concluyó.

Fuente: El desconcierto

Compartir: