Además, la doctora confirmó que Córdova presentó un “sangrado interno visceral”, señalando que este fue importante y que lo dejó aún más débil.

Este jueves la médica de confianza del machi Celestino Córdova, la doctora Leonor Olate, subió a sus redes sociales una actualización sobre la crítica condición de salud de la autoridad mapuche, cuando se cumplen 74 días desde que comenzó su huelga de hambre dentro de la Cárcel de Temuco.

Córdova es uno de los presos políticos mapuche, que fue condenado por la justicia chilena como culpable de la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, y este miércoles debió ser trasladado de urgencia al Hospital Intercultural de Nueva Imperial, debido a que su estado empeoró drásticamente en los últimos días.

“Está en una fase de máxima gravedad, tiene demasiadas secuelas físicas de la huelga de hambre del año 2018, y hoy día estamos contra el tiempo”, declaró una de las voceras de los presos políticos mapuche, Giovanna Tafilo, a El Desconcierto.

En este contexto, la doctora Olate, única profesional que tiene la confianza del machi para evaluarlo y comunicar su condición de salud, informó que Córdova se encuentra “en un estado permanente de riesgo, de alto riesgo cardiovascular, su corazón continúa latiendo de forma muy lenta (…) está con hipotensión permanente, riesgo de falla renal…”.

Además, la médica agregó que el paciente presentó un “sangrado interno visceral”, señalando que este fue importante y que lo dejó más débil. De hecho, estableció que este se puede volver a repetir con el correr de los días, pues la zona quedó muy afectada y su salud sigue empeorando.

“Presenta alteraciones neurológicas previas, y ahora también se suma la alteración de la visión del ojo derecho”, sostuvo Olate, asegurando que la situación es crítica. “El machi está en riesgo vital, en riesgo de secuelas permanentes, en riesgo cardiovascular sumamente alto”, afirmó la profesional de la salud, que finalizó haciendo un llamado a las autoridades para que la situación “tenga una pronta resolución y evitar un desenlace fatal”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: