El cabo infiltrado en Lo Hermida no sólo cuenta con una identidad doble en el Registro Civil, sino que además está habilitado para votar dos veces en el proceso constituyente. Una vez más las prácticas de los 80’s se repiten en Chile.

El caso del paco infiltrado en Lo Hermida ha causado alto revuelo a nivel nacional. Y no solo porque lo pillaron a través de un docureality de Canal 13, sino porque al tener una doble identidad también está habilitado para votar dos veces en el plebiscito del 25 de octubre.

De acuerdo a la publicación de Ciper: “Aunque hay un RUT y una cédula de identidad asociada a Giovany Arévalo Álvarez, se trata de un nombre ficticio. Una chapa utilizada por un cabo segundo de Carabineros. La verdadera identidad del policía y consultó formalmente a Carabineros por las actividades que desplegó, al menos hasta septiembre pasado, en Lo Hermida. La respuesta institucional no aportó detalles, limitándose a señalar que: el carabinero está bajo el amparo de la Ley de Inteligencia, no podemos revelar antecedentes”.

Una identidad que se reveló gracias al mismo docurreality de Canal 13, durante la noche de este jueves:

El cabo segundo estuvo varios meses infiltrado en Peñalolén e incitaba a sus vecinos a cometer delitos. Una práctica que llevó, durante los últimos días, a la detención de 11 personas por asociación ilícita, fabricación y porte de material incendiario, porte de armas por medio a las tácticas del paco.

Como respuesta, este viernes los funcionarios del Registro Civil emitieron un comunicado, aclarando que “este hecho doloso en que nuevamente incurre Carabineros y que se suma a un contexto de grave descomposición institucional, trae aparejado el hecho de que este sujeto contaba con una identidad -RUN y cédula- ficticia otorgada por el Servicio de Registro Civil e Identificación”.

Como respuesta, los trabajadores hacen -además, un llamado “a las instituciones implicadas, especialmente las del sector Justicia y Tribunales, a revisar y suspender en este contexto las autorizaciones de infiltración de agentes policiales y la obtención de identidades falsas entregadas por el SRCEI (Servicio de Registro Civil e Identificación) para fines distintos a la persecución del crimen a gran escala, el narcotráfico, trata de personas, lavado de activos, delitos informáticos o similares”.

Compartir: