La familia del activista pro mapuche llamó a la opinión pública a “no dejarse engañar por esta operación de desinformación del gobierno”, mientras que desde el Ejecutivo, el ministro del Interior Gonzalo Blumel, ya habla de “narcoterrorismo” en la zona.

Luego de que este lunes fuera detenido el activista pro mapuche Emilio Berkhoff, como parte de un operativo que desbarató a una red de narcotráfico, la familia de Berkhoff emitió un comunicado en el denuncian que lo ocurrido se trata de un “montaje político-policial, que pretende atentar contra la imagen pública tanto de Emilio como del proceso ininterrumpido de lucha desarrollado en el territorio lavkenche“.

En el comunicado firmado por la familia Berkhoff Bocaz y las “Comunidades Lavkenche en resistencia”, se denuncia además que “desde el momento de su detención, ocurrido el día viernes 12 de junio, Emilio no ha recibido a ningún defensor público, a pesar de las reiteradas solicitudes de sus familiares. Actualmente se encuentra sin esta defensa en dependencias de la Policía de Investigaciones de Concepción, situación que tiene a Emilio y su familia en la total incertidumbre respecto al procedimiento policial y sus eventuales consecuencias”.

En ese sentido, la familia enfatiza que “no vamos a mantenernos pasivos frente a la actitud criminal del gobierno que pretende mediante esta guerra sucia, desprestigiar a dignos luchadores que han hecho frente a la industria forestal”.

Cabe recordar que este martes se realizó la audiencia de formalización del detenido, quien quedó en prisión preventiva al igual que los otros 10 detenidos en la causa.

En tanto, desde la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), emitieron su propio comunicado en el cual aclaran “enfáticamente que (Berkhoff) nunca ha sido dirigente ni líder de nuestra organización“, razón por la cual, el activista fue perseguido entre 2013 y 2015 por el Estado chileno, siendo condenado finalmente por porte ilegal de armas en marzo del 2015.

Finalmente, en el escrito de la familia se llama a la opinión pública a “no dejarse engañar por esta operación de desinformación del gobierno de Sebastián Piñera y de la Policía de Investigaciones”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: