La iniciativa, surgida tras el estallido social, permite a las Fuerzas Armadas resguardar instalaciones como generadoras eléctricas y distribuidoras de agua potable.

El Gobierno puso discusión inmediata al proyecto de resguardo de infraestructura crítica, que permite a las Fuerzas Armadas resguardar instalaciones como generadoras eléctricas y distribuidoras de agua potable.

El presidente de la comisión de Constitución de la Cámara Baja, diputado Matías Walker (DC), criticó la medida asegurando que no es el proyecto más urgente que hay en este momento de pandemia, postura que es respaldada por otros parlamentarios, quienes apuntan que el Gobierno está equivocando sus prioridades.

El presidente de la comisión de Defensa de la Cámara, el diputado Jorge Brito (RD), criticó esta disposición de La Moneda.

“No sabemos en qué país están viviendo el ministro (de Defensa, Alberto) Espina y el Presidente Sebastián Piñera. Mientras todo Chile sufre los efectos de una brutal pandemia, el abandono por parte del Estado, el Presidente le pone suma urgencia a la ley de inteligencia y discusión inmediata a la ley de infraestructura crítica”, dijo el legislador.

“Esto permite un escenario de riesgo evidente, donde chilenas y chilenos de civil se van a ver enfrentados a chilenas y chilenos de uniforme. Haremos todos los esfuerzos por detener estos malos proyectos que no hacen más que ampliar las facultades de un Gobierno autoritario”, enfatizó Brito.

El proyecto está en la comisión de Constitución que ya lo aprobó en general y debe ahora ver su articulado en particular. 

Fuente: Cooperativa

Compartir: