Por Capucha Informativa

En un fallo relacionado a una persona que inflingió el toque de queda sin salvoconducto, la Corte Suprema estableció que infringir el toque de queda “no representa ningún peligro efectivo” si la persona no está contagiada. Esto viene a corroborar lo que muchxs hemos dicho desde el comienzo de la pandemia: el toque de queda es totalmente ineficiente e innecesario. De esta manera, también hace preguntarse si realmente todas las detenciones que ha hecho carabineros por “artículo 318” (poner en riesgo la salud pública) también son ilegales.

Acá algunos extractos del fallo: “Es una categoría intermedia llamada de peligro hipotético, o ‘abstracto-concreto’, que no exige que el acto particular que se juzga haya generado efectivamente un riesgo especifico y mensurable al bien jurídico, pero sí que haya sido idóneo para generarlo, sin quedar asumida esa posibilidad, a priori, como inherente a la infracción de los reglamentos sanitarios, como sería el caso de un delito de peligro abstracto propiamente tal”.

“De concluir que la figura del artículo 318 es un delito de peligro abstracto-concreto, no se sigue que el ilícito solo lo pueda cometer una persona contagiada de Covid-19 (…) Una persona sana que, por su precisa infracción de las reglas de salubridad, se expone al contagio, y por ende a ser vector de trasmisión de la enfermedad, sí que genera un perjuicio perfectamente demostrable, para la salud pública”.

“No representa ningún peligro efectivo, ni tampoco hipotético, para la salud pública, ni siquiera en estos tiempos de pandemia. De hecho, el toque de queda tiene la finalidad, en lo que a lo estrictamente sanitario se refiere, de evitar ese transitar para precaver reuniones nocturnas de grupos, como usualmente ocurre fuera del caso de emergencia actual, en locales, parques, plazas u otros sitios abiertos al público, de modo de impedir aglomeraciones que –ellas sí- son a lo menos hipotéticamente peligrosas, idóneas para generar el riesgo. Pero el estar, o deambular, dos sujetos en calles desiertas, por muy prohibido que esté por la autoridad, no es en absoluto idóneo para generar riesgo a la salud pública. De hecho esa conducta es más peligrosa en el día (sanitariamente hablando), por la mayor afluencia de paseantes que le es connatural”.

NO MÁS TOQUE DE QUEDA!
BASTA DE MILICOS EN LAS CALLES!

Compartir: