Con 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención, la Cámara Baja aprobó la acusación constitucional contra el ministro del Interior, quien renunció tan solo unos minutos después desde el Congreso en Valparaíso.

Tras varias horas de debate, esta tarde la Cámara de Diputados y Diputadas aprobó la acusación constitucional contra el ministro del interior Víctor Pérez, por el control del Gobierno ante la brutalidad policial de Carabineros y el trato desigual ante diferentes tipos de manifestaciones, específicamente en el caso del paro de camioneros.

La acusación contra Pérez contó con 80 votos a favor, 74 en contra, y una abstención en la Cámara Baja. Tan solo minutos luego de que fuera aprobada, el ministro anunció su renuncia al cargo debido a su suspensión.

“Acabo de hablar con el presidente y puse la renuncia al cargo. Voy a ir al Senado como ciudadano”, anunció en vivo desde el Congreso en Valparaíso.

“No estoy dispuesto que a través de mi persona se dañe al gobierno. Aquí hay un ataque para obstaculizar la acción del gobierno y no quiero que mi persona sea obstáculo”, agregó ante la prensa.

Con su renuncia, la acusación constitucional no se suspende y se mantiene sin cambios jurídicos. Sin embargo, puede ser la excusa para que muchos senadores asuman que ya se hizo efectiva su responsabilidad política y no siga avanzando la acusación constitucional. En caso de ser aprobada, incluye la inhabilitación de cinco años en cargos públicos para Pérez, como sucedió previamente con el ex ministro Andrés Chadwick.

Compartir: