“Aquí hay un conflicto histórico entre el Estado de Chile y el pueblo nación mapuche, sobre los derechos políticos y territoriales; por lo tanto, el Estado es responsable de resolver estos temas y es muy grave el incentivo que están haciendo del levantamiento civil, incentivando a la violencia desde el sector latifundista, los empresarios usurpadores y la ultra derecha”, enfatizaron desde la vocería de la huelga de hambre, que a este lunes se extiende por 92 días.

Un agitado fin de semana se vivió en las regiones de La Araucanía y el Bío Bío, con tomas de municipalidades, violentos desalojos, y enfrentamientos entre civiles, que desnudaron un racista y oscuro lado de la problemática histórica entre el Estado de Chile y el pueblo mapuche.

A esta dimensión racista expresada este fin de semana, se sumó además el amparo de Carabineros -y por extensión del Estado de Chile-  quienes se manifestaron con palos y cánticos del tipo “el que no salta es mapuche”, los que en algunos sectores, pudieron manifestarse incluso en horas de toque de queda.

A todas estas situaciones respondieron los cercanos al machi Celestino Córdova, quienes en la vocería de Giovanna Tabilo, expresaron que las actividades realizadas “en Temuco, Concepción y otros lugares, han sido una respuesta al racismo imperante en nuestro territorio y en contra de un gobierno que ha incentivado un clima de violenciaqueriendo generar una guerra civil para lavarse las manos frente a las legítimas demandas que hoy se levantan”.

En esa línea la vocera de la huelga de hambre agregó, en referencia al Estado de Chile, que “los hacemos responsables de ser incapaces, inoperantes durante mucho tiempo y actualmente, pudiendo resolver los temas atingentes, teniendo las herramientas necesarias, no lo han hecho. Aquí hay un conflicto histórico entre el Estado de Chile y el pueblo nación mapuche, sobre los derechos políticos y territoriales; por lo tanto, el Estado es responsable de resolver estos temas y es muy grave el incentivo que están haciendo del levantamiento civil e incentivando a la violencia desde el sector latifundista, los empresarios usurpadores y la ultra derecha, que han tenido una actitud matonesca, reproduciendo nuevamente la historia”.

Asimismo, y en referencia al tono y a las declaraciones que ha realizado el nuevo ministro del Interior, Víctor Pérez, la vocería mapuche llamó a las organizaciones de derechos humanos internacionales a denunciar “este incentivo a la violencia que han realizado personeros del Estado de Chile, ya que esta situación dio luz verde para que se realizaran llamados desde sectores de ultraderecha, latifundistas y pudieran actuar con total impunidad, porque es muy peligroso estar incentivando una guerra civil”.

Luego, la representación mapuche recuerda que las tomas de municipalidades realizadas por los familiares de los 27 presos en huelga de hambre (19 de los cuales están en prisión preventiva, es decir, no condenados), ocurridas este fin de semana en las comunas de Curacautín, Ercilla, Traiguén y Victoria buscan “que se atiendan las demandas de estos, las que son totalmente alcanzables, como lo es la aplicación del Convenio internacional 169 de la OIT, algo totalmente aplicable y no es nada de descabellado en comparación con la libertad que se les ha dado a los condenados por crímenes de lesa humanidad, quienes han sido liberados, han sido indultados”.

“La actitud que están teniendo con nosotros, dejando que los sectores más recalcitrantes de la ultra derecha actúen a vista y paciencia de Carabineros en pleno toque de queda, es una muestra más de los poderes fácticos que operan en territorio mapuche”, enfatizó la vocería.

Finalmente, los cercanos al machi expresaron que “nuestra gente en las comunidades, en los territorios no va a bajar la guardia, aunque el Estado de Chile, el gobierno, intente amedrentarnos por orden de los latifundistas, empresarios con esa actitud matonesca que siempre han tenido y siguen teniendo. No nos vamos a desmovilizar y vamos a seguir adelante. Nuestro machi Celestino está totalmente convencido y va a seguir adelante con su huelga de hambre hasta las últimas consecuencias, exigiendo que se resuelvan todos los petitorios de todos los presos políticos mapuche. Sigue con su convicción intacta, ya que sabe que son totalmente alcanzable como derechos los petitorios demandados”.

Fuente: El Desconcierto

Compartir: