La Intendencia Metropolitana compró 484 mil cajas a cuatro proveedores . Dos de ellos, estarían involucrados en irregularidades por suministro de alimentos en tratos con la Junaeb.

Este lunes 25 de mayo, la Intendencia Metropolitana envió la segunda tanda de órdenes de compra correspondientes a parte de las 2,5 millones de cajas del plan “Alimentos para Chile”, anunciado por el presidente Sebastián Piñera el pasado domingo 17 de mayo. 

El primer grupo de órdenes fueron despachadas durante la noche del miércoles 20 de mayo, tres días después de que Piñera hiciera su anuncio. En tanto, la segunda serie de cuatro órdenes fue enviada a distintos proveedores el pasado lunes, según reveló el medio Interferencia.

Una compra que incluye a dos proveedores que ya han tenido problemas en otros tratos con el Estado, precisamente por alimentos, realizados previamente con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

Proveedores con irregularidades

La primera de estas polémicas órdenes fue enviada a Sociedad Administradora de Casinos y Servicios Aliservice S.A. (controlada por el empresario Luis Alberto Yapur Nicholls), y considera una operación de 5.250 millones de pesos, con Iva incluído, por una cantidad total de 150 mil cajas de alimentos. De esta manera, el precio unitario de cada caja alcanza los 35 mil pesos, y su orden de entrega, se espera, se realizará desde el día jueves 28 de mayo, hasta el martes 9 de junio.

A esta empresa se suma las órdenes de Saludable Spa. Una empresa que pactó la entrega de 150.000 cajas por un precio total de $5.175.072.000 con Iva incluído, con entrega desde el jueves 28 de mayo hasta el domingo 13 de junio y un valor unitario de $34.500 con Iva incluído. 

Ambas empresas figuran como parte del Programa de Alimentación Escolar de la Junaeb. Esta última, con una importante polémica en 2019, cuando la Contraloría General de la República (CGR) emitió un informe sobre auditoría de servicios contratados por Junaeb mediante licitación

Dentro de sus fallas, la empresa fue acusa de “falta de mantención de la línea de frío, riesgos de contaminación y desorden en el almacenamiento de los productos e inobservancia en el procedimiento de manejo de productos no conformes, entre otros”, señala el documento de Contraloría sobre los servicios prestados. Además, acusa la empresa de entregar alimentos en mal estado.

En esa época, el director actual de Junaeb, Jaime Tohá Lavanderos, señaló que a esta empresa “se le han cursado 6.000 millones (de pesos) en infracciones […] nosotros vamos a continuar con este proceso sancionatorio, que puede concluir en un término anticipado de contrato, y en un cobro de las boletas de garantía”, según declaraciones vertidas a Cooperativa.

En el caso de Aliservice, la historia es más reciente: marzo de este año. Esta empresa fue la encargada de las polémicas canastas de alimentos que se entregaron a estudiantes tras la suspensión de clases por Covid-19.

Al respecto, el director de Junaeb señaló a través del sitio de la organización que “Aliservice, Soser y Distal son las empresas que presentaron mayor nivel de incumplimiento, fallas que se concentraron en Peñalolén, San Bernardo, Providencia, Renca, Quinta Normal, Maipú y La Granja, en la Región Metropolitana. En estos territorios, estamos evaluando términos anticipados de contrato y reemplazo por otras empresas que estén funcionando correctamente”.

Previamente Aliservice ya había tenido algunos problemas al adjudicarse licitaciones, también con Junaeb. En diciembre de 2018, Aliservice se adjudicó 900 mil raciones diarias del Programa de Alimentación Escolar. Contraloría puso observaciones sobre algunas cuestiones administrativas de esta operación. Específicamente, sobre la composición societaria detrás de la empresa.

A esto se suma otra auditoria de la empresa en 2016. En ese momento, la Contraloría Regional del Maule emitió un informe sobre una auditoría al Programa de Alimentación Escolar administrado en esa región. Al respecto, encontró que Aliservice “sostuvo 15.978. incumplimientos a las cláusulas contenidas en las bases técnicas-operativas y administrativas y establecidas en los convenios suscritos por dicho proveedor con JUNAEB, de los cuales el 49% corresponde a incumplimientos leves, 27% son graves, 14% gravísimos y el 10% críticos”.

La respuesta de la Intendencia

El medio Interferencia se comunicó con el departamento de prensa de la Intendencia Metropolitana sobre este problema. Al respecto, el organismo contestó que se han ceñido “estrictamente a lo establecido en la ley 19.886 de Bases sobre contratos administrativos de suministro y prestación de servicios y su respectivo reglamento. En ese contexto, pueden contratar con el Estado, todos los proveedores que se encuentren hábiles en Chileproveedores, excluyéndose a aquellos que pierdan esta calidad, por cáusales establecidas taxativamente en la señalada ley”.

Como los proveedores mencionados se encuentran hábiles según Chileproveedores, esa Intendencia señaló que “no existe impedimento legal para que puedan brindar los bienes solicitados”.

En tanto, la Contraloría aclaró que se ha “comenzado a ejecutar una fiscalización a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Beca (Junaeb), en contexto de las acciones del Estado para enfrentar el avance del COVID-19”. 

Además de esto, Contraloría comunicó el día de ayer al intendente metropolitano, Felipe Guevara, que también comenzaría a fiscalizar la entrega de las cajas correspondientes al programa “Alimentos para Chile”, lo cual involucra visitas a los centros de acopio y distribución.

Fuente: Interferencia

Compartir: